AISLADO -Más preso que los demás presos-

Imagen 

Me encuentro recluido en el pabellón “A” de máxima seguridad del ex penal García Moreno de Quito. En este pabellón como en todos, los reclusos tienen el derecho a recibir visitas de sus familiares y amigos. Mismos que, pueden, después de cruzar la puerta de entrada al pabellón inmediatamente abrazar a su ser querido -que ha caído en desgracia- como dicen aquí en el argot penitenciario. Sin embargo en mi caso es muy diferente. Mis familiares y amigos, después de entrar al pabellón deben pasar cinco puertas de barrotes de acero para llegar a la celda donde me tienen injustamente encarcelado y aislado de los demás presos en un área fría y húmeda. Pues según reza en las disposiciones dadas por el Ministerio de “Justicia Derechos Humanos y Cultos” a la Dirección Nacional de Rehabilitación Social, se me debe mantener AISLADO. Es así que desde hace un mes que me encuentro en el ex penal, no he recibido ni un solo rayo de sol, porque a diferencia de los demás presos, a mí no me permiten salir ni a los pasillos, menos al patio. Vale aclarar que en el pabellón en que me encuentro la seguridad es máxima, y yo no tengo problemas con los demás internos. Por lo que no se justifica mi aislamiento. Mi conducta es por demás correcta. Al punto que durante los días que estuve recluido en Guayaquil en la penitenciaría del litoral, los coordinadores de ese recinto carcelario me pidieron que dicte charlas sobre valores morales y éticos en diferentes pabellones para el beneficio instructivo y motivacional de las personas privadas de su libertad. Y así lo hice con mucho gusto. El hecho que yo sea un férreo opositor al régimen de Rafael Correa no justifica las acciones que se siguen cometiendo en mi contra aún estando preso. El Ministerio de paradójico nombre: “Justicia Derechos Humanos y Cultos” parece desconocer que, el Tratado de San José de Costa Rica sobre los Derechos Humanos, del que Ecuador es signatario, establece: que los países miembros de ese acuerdo se obligan a abolir el encierro (aislamiento) dentro de las cárceles. Le he enviado misivas, exigiendo se respeten, y no se sigan violando mis Derechos Humanos a la Ministra de Justicia Johanna Pesantez, a través de la Doctora Maribel Flores, Directora del Ex Penal García Moreno. Mis familiares han enviado una comunicación al Doctor Diego Pérez, Director Nacional de Rehabilitación Social. Pero yo sigo aislado y encerrado. También he advertido a la autoridad carcelaria el peligro que corre mi vida si yo fuera trasladado nuevamente a la penitenciaría del litoral, esto debido a información que he recibido y que ya he puesto en conocimiento de los competentes carcelarios.

Así pasan mis días en prisión. Si me he destacado antes, por defender siempre los Derechos de otros, y he reclamado por los atropellos contra otros. Menos podría callar por lo que se hace en contra mía. Estoy preso injustamente, y a pesar de ello mas preso que los demás presos (AISLADO).

Recordemos que estoy aquí solo por como pienso y por lo que he dicho y denunciado.

Si alguien duda de lo cruel, injusto y violatorio de mi encierro, vengan, entren al ex penal y constátenlo. (Pabellón “A”) Los invito.

 

Las libertades, son el origen del miedo de los tiranos.

 

Desde la prisión:

 

Fernando Balda.

 

A la verdad no se la puede encarcelar.

 

Nota: Este artículo fue escrito con papel y pluma por Fernando Balda y entregado a su equipo de trabajo para su publicación en la web.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s