Francisco

Imagen

No podemos entender todas las cosas sobre Dios, por eso este envió a su hijo al mundo para que conozcamos una buena parte de él; su amor y su sufrimiento. Y así, dejar fundado el cristianismo, en ese objetivo encomendó a un hombre ser su porta voz, su nombre era Simón y lo bautizó como Pedro. Hoy se llama Francisco, ayer fue Benedicto, antes Juan Pablo, etc. Pero Francisco tiene algo peculiar que lo hace especial para muchos, es el primer Vicario de Cristo latinoamericano. Su posición sobre los principios de género llaman la atención de algunos grupos en estos tiempos al defender el orden natural de la sexualidad en la familia como pilar fundamental de la sociedad. Su designación entonces parece propicia cuando la iglesia enfrenta escándalos condenables sobre pedofilia, reflejando a su vez la sabiduría del cónclave que colateralmente ha roto su sigilo pues la misma elección de Bergoglio como pontífice nos da pistas de como se pudieron haber debatido los temas para que pueda emanar humo blanco. Los lamentables hechos denunciados dentro de la Iglesia demuestran que el pecado está en todas partes y las tentaciones a las degeneraciones aún mas en aquellos lugares donde el demonio siente envidia y odio de la santidad. Corromper a un hombre bueno siempre será mayor triunfo para el maligno. Combatirlo es el constante de la misión eclesiástica, pero obvio que estos hechos no fueron las únicas razones para elegir al designado Papa, el Espíritu Santo tuvo mucho que ver, América Latina sufre actualmente de males que se han profundizado en las sociedades, la desintegración de la familia y los valores, el aborto, el narcotráfico, las tiranías, la corrupción y los crímenes de Estado entre otros. La iglesia siempre ha sido la guía para enfrentar esos males, con Francisco seguro podrá hacerlo de forma mas cercana y efectiva. Hoy, Francisco nos llena de esperanza, se ve decidido a ser un verdadero guía espiritual, su papamóvil no lleva vidrios blindados, se baja de el donde no estaba programado, camina, abraza y besa la enfermedad y el dolor con sus propios labios, él sabe que su antiguo predecesor no dejó protocolos, solo tenía una misión. Y aunque sus nuevas alpargatas no han pisado aún nuestros empolvados caminos ya lo sentimos caminando por aquí. Que bueno.

Fernando Balda
@fernandobalda 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s