Fraude en Venezuela.

Imagen

Para hablar de lo que está pasando en Venezuela sobre el denunciado fraude electoral vale la pena hacer una breve retrospectiva a la historia de ese país. Eran los primeros días de Enero de 1958 una cena se daba en la casa presidencial de Venezuela propiciada por altos miembros de las Fuerzas Armadas, a la cabecera de la mesa se encontraba el dictador General Marcos Pérez Jiménez, quien había sido nombrado Presidente provisional por la Asamblea Constituyente después del episodio de un fraude electoral en 1952. Uno de los miembros de confianza de su guardia se acercó a él, le susurró al oído pidiéndole levantarse para comunicarle algo importante; enseguida le advertiría que un golpe de estado se estaría ejecutando, que sus comensales sentados a la mesa serian los conspiradores; el motivo: impedir que el dictador se perpetúe en el poder luego de un referéndum que le sucedió a una nueva constitución creada por su gobierno en 1957. Pérez Jiménez volvió a la mesa y llamó a uno de los militares “venga mi amigo tengo algo bueno que comentarle” -le dijo-, con este engaño lo llevo hasta una sala adjunta donde fue sometido por el resto de sus hombres leales. Así lo hizo con cada uno de los asistentes, -algunos de ellos estaban acompañados por sus esposas-. Luego librada la mesa de sus traidores este se dirigió a las damas y les ordeno desalojar la casa advirtiéndoles del cruel destino que les deparaba a sus maridos. Pero el sometimiento a este grupo no logró evitar lo que ya estaba fraguado y en marcha, a pesar que las cárceles se llenaron de presos políticos, y fuera reprimido el movimiento estudiantil, la organización popular aumentaba. Todos los sectores sociales se incorporaban activamente a la lucha, profesionales y obreros suscribían manifiestos contra el régimen. Hubo una huelga general convocada por la que se denominó la “junta patriótica”, hasta que una junta militar pidió la renuncia de Pérez Jiménez. El 23 de Enero el dictador fue derrocado después de una dura resistencia a la que le continuo el exacerbo de los derrocadores contra ex miembros del gobierno que huían del país por la persecución. Este entretelón lo conozco de primera fuente, un octogenario ecuatoriano y buen amigo estuvo en aquella cena como invitado del derrocado dictador; este sobreviviente de tamaña “gesta”, me pudo describir momentos impensables y dolorosos que allí se vivieron. Luego teóricamente comenzaría la era democrática de Venezuela. Pérez Jiménez se exilió en España protegido por el régimen franquista hasta el final de sus días, antes de su muerte fue invitado por Hugo Chávez a su posesión presidencial en 1998 pero ante las criticas no asistió. Resultaba una contradicción siendo Pérez Jiménez un dictador de extrema derecha, sin embargo esto solo comprobaba que todos los dictadores son iguales no importa del oprobio del que provengan. Así se resume solo uno de los muchos episodios que han escrito los libros de historia venezolana en los que se documentan dictaduras; derrocamientos, constituciones a la medida, fraudes electorales, traiciones, crímenes y persecuciones. Hoy 65 años después Venezuela sufre de los mismos males, producto del deseo de algunos de perpetuarse en el poder y la debilitada democracia. En las elecciones anteriores se proclamó como ganador al extinto Hugo Chávez, el líder opositor Henrique Capriles y sus filas aceptaron los resultados electorales y transmitieron un mensaje de paz unidad y deseos de progreso. El pasado 14 de Abril tras la ausencia del fundador del chavismo, el CNE proclamaba como ganador a Nicolás Maduro con una supuesta ventaja de 235.000 votos sobre su duro rival. Pero esta vez Capriles acompañado de otro valiente, su binomio Leopoldo Lopez y sus más de siete millones de seguidores no aceptaron los resultados y pidieron el reconteo de los votos. Tal posición y viniendo de la elocuencia y patriotismo que ha denotado este líder opositor ha sido tomada muy en serio por el resto del mundo, y es que motivaciones sobran; en una rápida mirada a lo que sucede en Venezuela el partido de oposición ha denunciado las siguientes anomalías: Uso de todos los medios de comunicación públicos del Estado. Peculado de uso de los recursos del Estado. Poderes Públicos en manos del Gobierno. En especial el CNE (4 de 5 rectores). Uso del chantaje de las misiones como método de coacción al voto. Uso de grupos armados por el Gobierno para amedrentar. Uso de las Fuerzas Armadas para entorpecer o hasta intervenir en el proceso de algunos centros claves. Uso del voto asistido en los lugares mas lejanos de la urbe bajo coacción de perder ayudas sociales. Expulsión de testigos de oposición de muchos centros de votación. Manipulación de resultados donde no hay testigos (forzados a abandonar las mesas). Uso de la guerrilla colombiana en las zonas fronterizas para amedrentar y dirigir el voto. No auditoria del REP (Registro Electoral Permanente). Cedulación indiscriminada e ilegal de extranjeros. Utilización de la máquina electrónica capta huellas para amedrentar con que el voto no es secreto. Las actas revelan que votó gente con 120 años de edad. en el caso de Barinas (Estado natal de Hugo Chávez, donde vive su familia y el Gobernador es su hermano Adán Chávez) la oposición tiene en su poder las cajas (urnas) que fueron lanzadas en despeñaderos, en esas cajas están los comprobantes de lo votos que emite electronicamente el sistema de votación. Y a cada hora aparecen decenas de denuncias de todos los rincones de Venezuela con fotografías y vídeos que han sido publicados en medios de comunicación donde se observa quema de urnas y el ilegal manejo de estas durante su manipulación. Capriles ha hecho ya dos solicitudes de reconteo de votos al CNE en las últimas horas a través de su jefe de campaña Carlos Ocaris. La Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia Luisa Estella Morales ha dicho que no se acepta la petición de la oposición debido a que el sistema no permite un conteo físico voto a voto por ser “informático”. Esta es una falsedad que demuestra claramente que hay gato encerrado. La Presidenta del Tribunal Supremo MIENTE descaradamente, y les voy a explicar didacticamente porqué: Una vez que un ciudadano emite su voto en la maquina electrónica ese “dato” se transfiere electronicamente a la base central, pero al mismo tiempo al terminar su emisión del dato la maquina entrega un comprobante para que el votante verifique que el mismo corresponde con su decisión electoral manifestada en la maquina. Luego, al verificarlo y asegurarse que concuerda con su opción, deposita su comprobante en la urna electoral de forma física. Lo que queda en las urnas (cajas) debería coincidir con el acta (es decir el recibo final totalizado de los votos que te entrega la maquina electrónica al cerrar la votación) y a su vez con el cuaderno de votación que es el libro donde se registran los que asistieron a votar en cada centro. Cada votante, luego de emitir su opción y depositar su comprobante en la urna, firma y pone huella dactilar en este libro. Es decir, en términos castizos “no hay como perderse” y los resultados son totalmente verificables pues las urnas guardan los votos en físico mismos que deben cruzarse con los del sistema informático en relación al registro en el libro de votantes. Es lógico que la negativa al reconteo haya enardecido a más de la mitad del pueblo venezolano, y que las cacerolas suenen cada minuto mas fuertes en manifestación de protesta. Peor aún cuando en el histórico si se han realizado anteriormente reconteos de votos como en el caso de Aristobulo Isturiz, quien fue Ministro de Chávez y ahora Gobernador de Anzoategui, él ganó elecciones a Alcalde de Libertador en 1995 con el reconteo de votos. Igual otros casos en el pasado. Pero coinsidentemente esos casos favorecieron a candidatos chavistas. Lo cierto es que el destino de veintinueve millones de venezolanos se debate entre la celeridad con que Maduro desea posecionarse en el sillón presidencial, y una serie de peticiones constitucionales y legales que hace la oposición para verificar la legitimación de un proceso electoral viciado de pruebas de fraude y contradicciones que suponen el encubrimiento de la violación a la voluntad popular. Con esto ha quedado destruido el discurso de los gobiernistas chavistas con el que quisieron vender la idea de que el sistema informático electoral aplicado en Venezuela es uno de los mas seguros del mundo. Vaya si hemos sido ilusos.! en la era del fraude informático creer tamaña mascarada -la supuesta inviolabilidad de un sistema informático para comicios en manos de regímenes totalitarios cuya aspiración a confesión de parte es perpetuarse en el poder-, esto nos llama a la reflexión; sin duda es el momento de considerar supervigilar otros procesos electorales anteriores recientes y futuros de otros países que no solo compartirían con el chavismo su ideología, sus modelos de constituyentes, referéndums, etc. Sino que podría ser que se estén convidando alguna creación informática -software- franquicia que coadyuve a su perpetuidad en el poder mediante el fraude.

Venezuela está hoy en vigilia, es la entereza y la seriedad de un líder apoyada por al rededor de ocho millones de votantes la que pide algo imprescindible para mantener la democracia, la paz y la coherencia en estos momentos: TRANSPARENCIA. Sus voces emanadas de los cacerolazos no deben dejar de crujir; alguna vez, cuenta la biblia, el crujir del romper de las vasijas de barro derrumbaron las grandes murallas de Jericó; Que aquello sirva de inspiración.

Cuando conocí la Quinta de Bolívar, entré a la habitación del libertador, allí estaba la cama en que él dormía -en aquella época se hacían a la medida-, si me hubiera acostado en ella seguramente mis pies y parte de mis piernas hubieran quedado por fuera; si, el Libertador era un hombre de contextura pequeña. Aquella imagen del hombre acorazado sobre un reluciente caballo blanco empezó a tomar otros matices en mi mente. Seguramente no fue un hombre de imponente presencia, por sus trajes deduje que era muy delgado, y tampoco parece que haya sido muy apuesto por sus retratos, quien sabe si el famoso caballo blanco no era blanco, sino plomo, café o negro, a la final no era ni caballo y era mula, o a veces fue burro. En fin, de algo si estoy plenamente seguro; y es que cual habrá sido la fortaleza y el ímpetu de ese hombre llamado Simón Bolívar que cuentan que con un solo grito de guerra libertó cinco naciones, dicen los libros de historia de la escuela que antes de cada batalla se paraba frente a su ejercito y gritaba; “quien no espera vencer ya esta vencido” y que tan solo con eso motivaba y llenaba de valor y coraje a un ejercito diez veces inferior a los que enfrentaba, llevándolos a la victoria. Tal situación me pareció siempre increíble. Hasta que un día conocí la frase completa: “Peruanos, mirad allí los duros opresores de vuestra patria; bravos Colombianos en cien crudas batallas vencedores, mirad allí los enemigos fieros que buscando venís desde Orinoco: suya es la fuerza y el valor es vuestro, vuestra será la gloria;
pues lidiar con valor y por la patria es el mejor presagio de victoria. Acometed, que siempre de quien se atreve más el triunfo ha sido; quien no espera vencer, ya está vencido”. Ahí si, recién me lo pude imaginar en toda su gloria, con toda su fuerza y supremacía sobre sus propios soldados y sobre los del enemigo, y entender lo imprescindible de su presencia en la historia para la emancipación de los pueblos.

Que la Venezuela de Bolívar se libere de una vez por todas de los tiranos, que no se repita la historia cruel, que cada venezolano emule al libertador, que valoren el ímpetu, la fortaleza y el proyecto de progreso, paz y justicia social de Henrique Capriles, mismo que, por ponerle el pecho a la historia, el gobierno, actualmente ilegítimo y con miedo de abrir las urnas quiere encarcelar ilegalmente por el supuesto delito de alterar el orden; cuando la misma orden de detención de por si significa un agravio a la mayoría de los venezolanos y una flagrante incitación a la alteración del orden público. No permitan que encarcelen a Capriles! Protéjanlo! abracenlo!; Capriles es un líder honesto, sincero, un hombre bueno, no los defraudará. El ya va montado en un enorme caballo blanco; -una masa de ciudadanos; fiera indómita que gustó de ser domada por el ideal de este patriota-. Que cada venezolano se mantenga en pie de lucha sin dejarse arrebatar lo que por derecho les ha sido otorgado, y sean invencibles soldados libertarios de paz y de progreso.

Fernando Balda
@fernandobalda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s