Yasuní – La Batalla Continúa

Image

Cuando conocí sobre la iniciativa Yasuní-ITT siempre me pareció un objetivo difícil de lograr especialmente durante el actual gobierno, si bien es cierto el objetivo de conservar intocable uno de los tesoros mas valiosos de la bióesfera debe ser de interés mundial sin embargo; a la hora de tocar las puertas de la comunidad internacional vale mucho quién es él que impulsa el proyecto, pues resulta paradójico que siendo Rafael Correa, un declarado contradictor del capitalismo y enemigo de los países potencias mundiales, sea él precisamente, quien haya enviado a sus comisionados a pasar el sombrero a la casa de los ricos. Lo único que esta vuelta de los comisionados ecuatorianos por el mundo logró fue crear un grupo de momias cocteleras internacionales que no llegaron en seis años ni al 10% del objetivo, el cual era recaudar USD 3.600 Millones para establecer el compromiso con el planeta de no extraer los 846 millones de barriles de petroleo que reposan en los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT) bajo el Parque Nacional Yasuní en la amazonía ecuatoriana. Ahora, cuando el proyecto fue declarado como un fracaso, Correa, con gran cinismo ha dicho “el mundo es una gran hipocresía y la lógica que prevalece no es la justicia, sino la del poder” refiriéndose a la falta de apoyo económico. ¿Pero acaso, esta posición no resulta ilógica cuando este gobierno se abandera de soberanía?

 

Desde siempre la decisión de mantener el petroleo del Yasuní-ITT bajo tierra debió haber sido soberana y debió haber tenido una salida autosuficiente que no fuera la de un limosnero internacional fracasado. Esto, por decirlo de alguna manera ante tanta arrogancia manifiesta del que gobierna que para otras cosas si se ufana de ser autosuficiente y excelente, pero esta vez no lo fué y, más bien culpa con osadía y descaradamente de los problemas de casa adentro al resto del mundo. Pero su tramoya a manera de reproche a la comunidad internacional no logra ocultar que este no es un gobierno con principios ecologistas ni interesado en proteger nuestra bíodiversidad, la oportunidad insigne para demostrarlo la ha perdido.
Por ello y por más, se olfatea una trampa de distracción en todo esto; durante el tiempo en que se realizaba la colecta para “salvar al Yasuní” empresas petroleras con autorización del gobierno realizaban la sísmica en esta gran reserva ecológica. La sísmica es el estudio previo a la perforación que permite identificar las zonas explotables y su capacidad. Y, como no solo hay que ser bueno sino también parecerlo, aquí lo que parece es que nos tomaron el pelo con la farsa de una colecta mundial para engañar a la sociedad y mantenerla en calma y con ánimo electorero mientras se cocinaba el gran negocio de la explotación petrolera. En otras palabras; Correa ya le sacó todos los votos que pudo al Yasuní-ITT y ahora le sacará todo el petróleo que pueda. La prueba de ello, es que ahora, ha anunciado que es necesario explotar el Yasuní-ITT “para vencer la miseria especialmente en la Amazonía, que registra el mayor índice de pobreza” demostrando así que su gobierno sobrevive sobre todo por el petróleo y nada más que por el petróleo, sin encontrar visos ni esperanzas en otras fuentes y formas de gestión como la inversión extranjera, el desarrollo industrial, las exportaciones, incluso reducir las pérdidas que se producen en el mismo sector petrolero que han sido tan denunciadas por expertos; con lo que se condecora como ineficiente y desdice del economista que gobierna. Correa, dice que explotará solo una pequeña parte del petróleo -uno por ciento o uno por mil, él mismo no ha atinado y se ha equivocado al decirlo en cadena nacional de radio y televisión- y que eso generará USD 18.000 millones, entonces, bueno es reflexionar en que tal vez solo si se hubiera combatido la corrupción gubernamental se habría podido recaudar esa cantidad o buena parte de ella. Otra opción sería explotar al Yasuní-ITT como lo que es; una joya turística, científica y única en el mundo, esto sería otra opción que además hablaría muy bien del Ecuador ante el resto de países y generaría riquezas. Es decir, salidas hay muchas pero no se enmarcan en el modelo totalitario, acaparador y de corrupción imperante, por ello, como él mismo Correa ha dicho “Con profunda tristeza” y seguramente también “con infinito amor” (otra de sus famosas frases de campaña) ha decidido “iniciar la explotación petrolera en el Yasuní-ITT” y así abrirle una herida incurable e irreparable al planeta y a la humanidad. Correa explota el Yasuní-ITT porque quiere hacerlo, no porque no tenga otra opción. ¿ Quien ha dicho o a puesto como regla única y última que el fracaso del gobierno de Correa en la iniciativa de preservación ecológica Yasuní-ITT es la última palabra o la última batalla? Los ciudadanos del Ecuador no nos hemos rendido, ahora debe iniciar NUESTRA BATALLA para impedir se nos arrebate y destroce el paraíso ecológico que Dios y la naturaleza nos han concedido y encomendado. Correa ha dicho que solo explotará “un pequeño porcentaje del petróleo”, me puedo imaginar lo que pensarán y sentirán los aborígenes de los pueblos ancestrales, los indígenas, los ecologistas y el resto de la sociedad. Así mismo, en lo que a mi concierne tengo algo muy claro, y es que; si a un ratón le dejas un pedazo de queso, mañana volverá por un vaso de leche. Y este (Correa), no es un pequeño ratoncito.

Fernando Balda
Ex Asambleísta Nacional del Ecuador (A).
Secuestrado y, preso político del gobierno de Rafael Correa.
Columnista de: Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia, (Colombia) Periódico Debate (Colombia), Reporte Confidencial (México), Red Digital TV, (Venezuela) Venezuela Awareness (Venezuela) Nicaragua Hoy (Nicaragua), y varios medios internacionales más.

Twitter: @fernandobalda

Este artículo ha sido publicado en Informe Confidencial. Ver aquí la versión original: http://t.co/FYfQ09uO9p

Anuncios

Un pensamiento en “Yasuní – La Batalla Continúa

  1. SALVAR EL YASUNI
    El calentamiento global afecta cada vez más el medio ambiente, se conoce de catástrofes hecatombes, temblores terremotos, maremotos, vientos huracanados, el agua escasea cada vez más, etc. y por decir lo menos los cambios climáticos bruscos que a veces nadie entiende, son solo una evidente manifestación de que nosotros mismos estamos destruyendo nuestro bello y acogedor planeta.
    Si se explota el Yasuní todos esos millones solo servirán para alimentar la burocracia, incrementaran más entidades que en vez de servir al pueblo, solo se servirán del pueblo y tener más personal para cerrar las puertas al pueblo, como cerrar más universidades, pero claro exigir títulos es la mejor forma de crear desempleo y delincuencia, es poner al pueblo entre la espada y la pared, el bono de desarrollo ya se lo han quitado a casi todas las madres son muy pocas las que este momento lo reciben y no todas son precisamente las más necesitadas, así los pobres serán más pobres y los ricos más ricos, y lo peor de todo estaremos destruyendo nuestro PLANETA TIERRA. De tal manera que si se explota el Yasuní tan solo un mínimo porcentaje de todos esos ingresos acaso beneficiarían al pueblo.
    Ej. Un político gana en promedio 4000 dólares mensuales, frente a un pobre que en el mejor de los casos gana un sueldo básico de 318 dólares, pero una madre que lava ropa ajena acaso ganará 100 dólares al mes y si no hay trabajo su ingreso estará en cero, no les parece una terrible injusticia, en nuestro país un político puede gastarse cientos o miles de dólares en una sola noche de farra mientras que los más pobres no tienen ni un solo dólar para comer; acaso solo la gente que está en el gobierno tiene derecho a comer y el resto que se muera de hambre? En nuestro país los más ricos tienen carros por docenas, casas, tierras cientos y miles de hectáreas desperdiciadas y los alimentos se les pudren mientras que los más pobres, viven alcanzados, con hambre, sin casa, sin vestido, sin seguro, etc. abismal injusticia y nadie hace nada.
    Ojala los ilumine la sabiduría y aprendan a administrar bien las exuberantes riquezas de nuestro país como la buena madre que así sea con un dólar da de comer a todos sus hijos y nadie se acuesta con hambre.
    Isabel Vinueza García
    (derechos reservados) Web Site: Isabella.beoos.com Email: isabelvinueza17@gmail.com
    SANTO DOMINGO -ECUADOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s