Un borrego expiatorio.

FOTO FERNANDO BALDA WIKILEAKS BAJA

Era Enero de 2009 cuando el Ministro de deportes fue detenido por corrupción, su asesor intentó comerse los cheques de la coima para destruir las evidencias. El escandalo fue tal que nadie olvida el que quedó bautizado como el caso de “los come cheque”, el hecho fue un golpe duro para la imagen del régimen, y fue porque no hubo coordinación para poder encubrirlo, al poco tiempo el investigador que organizó el seguimiento y el operativo fue destituido de su alto cargo, el fiscal de ese entonces, con el que había coordinado la acción legal lo recogió y le dio trabajo. Este caso me lo conozco muy bien porque conocí a casi todos los personajes de esta historia. Desde aquella fecha, no ha vuelto a brillar la justicia en su combate a la corrupción, para el fiscal general ningún ministro hace negociados, nadie comete peculado, nadie pide coimas, nadie trafica influencias, esta es la dictadura de las manos limpias. Al menos que, la dictadura necesite sacrificar un peón para evitar el enroque e intentar lavar su imagen. Claro que nos sorprendió la increíble noticia de que una Asambleísta del club de las sumisas fuera detenida. Ah! pero por supuesto, quien tenía que anunciarlo era el delincuente mayor, pocas horas antes él mismo se llevó el mérito anunciando el descubrimiento del acto de corrupción, para quedar ante el país como inmaculado. Pero en contexto, estaba ejerciendo el sadismo de ver a su borrega aplaudiéndolo y avivándolo durante su discurso populista al que esta vez bautizó como “informe” mientras él le sonreía desde el pódium y por dentro se decía “a lo que salgas te sacrifico, te meto presa”. Utilizar como cabeza de turco a una de las suyas, para el show que esta vez no fue sábado sino domingo le pareció muy conveniente al tirano, justo el día en que tenía la atención de toda la prensa, los borregos y uno que otro desocupado. ¿Pero por qué le llamo yo cabeza de turco? -si cometió corrupción debe estar en la cárcel sin reproche-. Les explico; porque si así fuera el espíritu del régimen de correcto, deberían estar en la cárcel la mitad de los funcionarios de altas funciones, y casi todos los lacayos alza manos de la asamblea. Yo mismo tengo pruebas y he denunciado el tráfico de influencias de asambleístas, no hace mucho denuncié sobre una asambleísta que cuando fueron revisados sus mensajes de texto en un peritaje, ella en una conversación admitía haberle dado a un fiscal $50.000 para tapar el caso en el que a su esposo le encontraron droga en su propia casa. Las denuncias de corrupción son por miles, Ustedes mismos mis lectores al leer esto están recordando decenas de casos que pasaron al anaquel de la impunidad. Les explico cómo funciona esta dictadura criminal, (pues yo la investigo en ese campo) el criminal mayor está al tanto de todo lo que pasa, porque él con su secretario de espionaje tiene infiltrados con agentes a todos sus ministros, asambleístas etc. Los graban, les intercepta llamadas, les hacen seguimientos etc. De tal manera que si alguno se le voltea los tiene en sus manos para meterlos presos cuando quiera, por ello el que se retira de la revolución tiene que irse calladito. En este caso, el de la asambleísta, evidentemente, a más del delito que pudiera haber cometido, ha sido utilizada para 1) Evidentemente intentar hacer creer que la dictadura combate la corrupción, cosa que nadie se lo cree después de 8 años de robos, asesinatos y secuestros en la impunidad. 2) Dar un mensaje amenazador al resto de borregos alza manos de la asamblea: “si no marchan derechito conforme a mis antojos los meto presos porque yo se todas en las que andan”. Así funcionan los dictadores y sus dictaduras, no existe lealtad, solo existe, la sumisión y el miedo. Con este show algunos ilusos seguirán creyendo que el anticristo es inmaculado. Pero ya son pocos los ciegos, a la mayoría ya no nos puede engañar.

En la antigüedad en la actual Israel, se solía sacrificar un chivo (joven macho de la cabra) en rituales religiosos con motivo de purificar las culpas por medio del sacrificio. Esa práctica ha sido degenerada, como ahora, para purificar la imagen de una dictadura. Ahora resulta que uno de los presos ya había denunciado el hecho, y ahora, cosa tan rara, es uno de los inculpados. Con la corrupción a niveles inverosímiles ya no se sabe en quien creer. Esto me ha traído a la memoria una pequeña anécdota. Hace algunos días en uno de mis recorridos en medio de las conversaciones con la gente en un pueblo, un señor de nombre Antonio, refiriéndose al dictador, me decía: “este delincuente cree que somos pendejos, roba el primo, roba el hermano, roba Duzac, roba el come cheque, roban los ministros, roban los asambleístas, roba hasta el chofer del hijo de un ministro, roban todos, y quiere hacernos creer que él es el único cojudo que no roba”. Aunque con palabras del argot popular don Antonio tiene razón. No se puede tapar el sol con un dedo, ni siquiera habiendo sacrificado a un borrego. Un borrego que aunque sea culpable, (por la forma en la que lo han utilizado) no deja de ser también un borrego expiatorio.

Fernando Balda.

Ex Asambleísta Nacional del Ecuador (A).

Secuestrado y, preso político de la dictadura criminal ecuatoriana.

Columnista de: Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia, (Colombia) Periódico Debate (Colombia), Reporte Confidencial (Venezuela), Red Digital TV, (Venezuela) Venezuela Awareness (Venezuela) Nicaragua Hoy (Nicaragua), y varios medios internacionales más.

Twitter: @fernandobalda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s