ANÁLISIS COYUNTURA ¿Qué está pasando en Ecuador?

08-08-2017-moreno-correa

ANÁLISIS COYUNTURA

¿Qué está pasando en Ecuador?

Por: Fernando Balda

El hecho que ha marcado la agenda política en Ecuador es la ruptura entre Lenín Moreno y Rafael Correa, pero, ¿por qué se produjo dicha ruptura? Cuando al Presidente Lenín Moreno le tocó dar el informe económico a la nación y revelar las condiciones en que recibió el Ecuador, tenía dos opciones, la una, decir que la mesa ya estaba servida, tal como lo había anunciado su antecesor (Correa) si lo hacía, hubiera significado tener que adjudicarse la debacle económica poco tiempo después, lo cual lo hubiera convertido en el Nicolás Maduro ecuatoriano, prolongador del correísmo y protector de la impunidad de la década robada. Entonces decidió decir la verdad, anunciar al país que la supuesta exitosa administración pregonada por Correa a nivel nacional e internacional en propaganda pagada con dineros del Estado era falsa, y que la realidad es que Moreno recibió un país excesivamente endeudado, con los dineros del Estado despilfarrados, y las arcas del erario nacional asaltadas. Esto, fue como si a Rafael Correa le hubieran puesto al frente una bola de cristal en la que pudo ver su futuro, y es que hay un solo destino para quienes manejan mal los dineros públicos, que se encuentra estipulado en el Código Integral Penal como peculado, y en consecuencia otros colaterales como asociación ilícita, lavado de activos, etc. Es en ese momento en que el ex Presidente decide llamarle a su sucesor, “traidor”, quien se defendió diciendo que “no le pidan lealtad para defender a los corruptos”. Entonces Correa, desde Bélgica, sintiéndose lejos y como diablo en botella, o diablo en ático, empezó a mover sus hilos a través de sus alfiles más leales, Gabriela Rivadeneira, Marcela Aguiñaga, Ricardo Patiño, Paola Pabón, Sol Buen Día y el mismo Vicepresidente Jorge Glas, quien en un acto poco estratégico -si de lo que se trataba era seguir co-gobernando- le envió al Presidente una carta ofensiva, olvidándose que Moreno tiene las facultades de retirarle las funciones encomendadas, y así lo hizo, lo redujo a la calidad de “objeto decorativo”. La carta también tuvo motivaciones en los pasillos de Carondelet, pues ya Jorge Glas sabía que los audios y videos de su tío Ricardo Rivera habían sido filtrados desde la Fiscalía al poder político y que su caída era inminente. Para esto ya habíamos visto como el Presidente desde su cuenta twitter instaba al Contralor Carlos Polit a ser mas tolerante ante las denuncias de la Comisión Nacional Anticorrupción a lo que el Polit accedió y “perdonó” a sus acusadores, a quienes el corto tiempo les dio la razón, pues Polit es ahora un prófugo de la justicia, muchos en ese momento dijimos: “este drama no es más que otro tongo al estilo de la revolución”, pero cuando acto seguido vimos el allanamiento a Televisión Satelital, y la detención de Ricardo Rivera tío del Vicepresidente Jorge Glas, dijimos, un momento, algo de fono está pasando, pues en Ecuador todos sabemos quienes son las vacas sagradas, los intocables, y Rivera era uno de ellos, y cuando la justicia le echa el guante a un intocable es porque algo está pasando, efectivamente la ruptura era real, se estaba dejando de proteger una parte de la corruptela, y la pelea estaba declarada entre el correísmo y el morenismo. Fue entonces cuando Lenín, debió haber hecho el siguiente análisis: él está sentado en el sillón presidencial, pero Correa le ha dejado puestos jueces, fiscales, Contralor, Procurador, Jueces de la Corte Constitucional, a los Vocales del Consejo Nacional Electoral, a los directivos de todos los organismos de Control, ¿Quién tiene más Poder? Evidentemente Rafael Correa. Y viendo convertido ahora, a Correa en su principal antagonista y con alta capacidad conspirativa contra la estabilidad de su gobierno, Es cuando Moreno decide saltar a la cancha de nosotros la oposición, la otra mitad del país, que venimos impulsando desde los sectores populares la propuesta de una Asamblea Constituyente o una Consulta Popular para devolverle la institucionalidad y la independencia de poderes al Estado, proponiendo cesar en funciones a los Vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social para nombrar un Consejo transitorio para quitarle poder el poder total a Correa, y a su vez eliminar la posibilidad de reelección indefinida. Recordemos que nada de esto fue propuesto en el plan de gobierno de Lenín Moreno, nunca fue su intención, fueron las circunstancias políticas, su ruptura con Correa, lo que lo puso en la necesidad de hacerlo -Correa se lo come, o él se lo come a Correa-. Pero la pregunta dos de la Consulta Popular propuesta por Moreno es imperfecta, cuando nosotros solicitamos Consulta, planteamos que debía cesarse en funciones a los Vocales del CPCCS y a todas las autoridades nombradas por ese organismo. ¿Por qué la de Moreno, no lo hace así, y deja a potestad del CPCCS transitorio evaluar el desempeño de las autoridades y decidir sobre su permanencia o no en el cargo? -Porque está “jugando”-, y este jugador podría, por ejemplo; desde su posición decirle al Contralor: “¿Quieres quedarte más tiempo en el cargo? bien, entonces entrégame los informes de Contraloría con responsabilidad penal para encarcelar a estos corruptos que conspiran contra mí, y que quiero quitarme de encima.”… ético o no, no le queda otra forma de mover las fichas en el ajedrez de la política, por dos razones: la primera, es que, si los directivos de los Organismos de Control ya dieran por sentado que en febrero fenecerán sus funciones, entonces ninguno colaboraría con Lenín, más bien se alinearían al lado correísta y la situación fuera más difícil para el gobierno. La segunda es que el caso de Lenín Moreno es atípico, por ejemplo; si un ciudadano cualquiera, Usted que está leyendo este análisis, yo el autor, o cualquier político, llegáramos algún día a la Presidencia de la República lo haríamos con nuestra organización política, con nuestra gente y con nuestro proyecto político, en cambio, Lenín, llegó a la Presidencia con la organización política de Correa, con la gente de Correa y con el proyecto político de Correa, es decir, Moreno se encuentra sentado en un sillón, gerenciando un paquete accionario de personajes que delinquieron juntos durante una década y leales a su peor enemigo (con salvadas excepciones), es más fácil que evolucione una conspiración en su contra, antes que este se deshaga del ala correísta. Una situación en la que a ningún político nos gustaría estar, por eso la pregunta que muchos se hacen ¿por qué no se deshace de fulano o mengano?, porque la opción más estratégica es dejar que los procesos judiciales fluyan y de esta forma vayan cayendo las fichas y no se la tilde al interior de traidor de enemigo de la gente de Alianza País. Moreno enfrenta una de las situaciones políticas más difíciles, compleja y prolongada en la que se ha visto un gobernante en los últimos años después de la dictadura militar. Para quienes nos apasiona la política este es realmente un caso de estudio político que debemos seguir de cerca, una realidad que sobrepasa la ficción, un periodo político de sobresaltos. Sin embargo con ciertas posiciones tomadas por Moreno este ha logrado atraer la atención y el beneplácito de la otra mitad de ecuatorianos que no votaron por él, favoreciendo su popularidad, al punto que en el lado que no votó por Moreno es frecuente escuchar críticas de por qué designó a María Alejandra Vicuña como Vicepresidenta Encargada, y los que no votaron por él se sienten con derecho a sugerir otros nombres, o reclamar por la inconformidad ante esta designación, este fenómeno que se da, porque incluso los que no votaron por Moreno están asumiendo que también es su presidente. Lo que no sabe la mayoría es que la designación de Vicuña se da por lealtad. Se rumorea en los pasillos de Carondelet que, hace unos meses en el despacho de la Ministra le habría visitado Ricardo Patiño quien le propuso ceñirse al lado correísta y conspirar contra el Presidente, ella lo rechazó y enseguida se lo contó a su padre Leonardo Vicuña y juntos se lo denunciaron al primer mandatario quien decidió nombrarla su primer relevo a la vez que, con esto, envió un mensaje de evidencia para frustración de la parte conspirativa. Otros tópicos, como el que en su momento Vicuña fue defensora a ultranza de la reelección indefinida y del mismo Correa y, ahora está en la posición contraria lo que deja entre ver es la fragilidad en las convicciones y que en el tablero todos los días se mueven posiciones.

Ya con Jorge Glas Preso y hecho el pedido de Consulta Popular a la Corte Constitucional, Rafael Correa ve que se están dando pasos de animal grande en Ecuador, y decide venir a intentar detener que se apruebe la Consulta, a tratar de amedrentar a los jueces para que declaren impunidad a favor de Glas y Rivera, pero sobre todo a tratar de infundir la idea de que él aún es una fuerza política importante y podría regresar a gobernar tras una caída prematura del régimen de Moreno o en su defecto en un próximo periodo en el 2021. La motivación y preocupación de Correa, es por que sabe que todos los procesos de corrupción en que han sido y serán imputados los principales funcionarios de su gobierno mas temprano que tarde llegaran a él y su destino inminente será la cárcel. Después de su fugaz visita, Correa ha regresado a su morada “segura” en Bélgica con la evidencia del rechazo de la mayoría de los ciudadanos, ya sin poder, en el mejor de los casos tuvo unos cuantos cientos de adeptos en su mejor mitin realizado en Esmeraldas, versus miles que rechazaban su presencia en esa ciudad. Lenín Moreno se fortaleció, no cayó en el juego del insulto y la provocación, se había ganado incluso a muchos de los que no votaron por él, y otros, los radicales opositores hasta le dieron el beneficio de la duda… Hasta que surgió el audio filtrado de una reunión donde se escucha la voz del actual Secretario General de la Presidencia de la República, Eduardo Mangas, donde este hace gravísimas aseveraciones; admite que correa siempre supo que los casos de corrupción denunciados por la Comisión Nacional Anticorrupción son verdaderos, y que el gobierno creó otra Comisión Anticorrupción para restarle importancia a la encabezada por el Economista Jorge Rodríguez Torres porque considera peligroso que tengan tanta legitimidad, y que a pesar de admitir que los casos de corrupción denunciados por Fernando Villavicencio también son verdad, se  le llama a él y a otros denunciantes “tenebrosos personajes” por su capacidad de investigación y denuncia. Es decir, ¡tenebrosos porque denuncian corrupción y promueven justicia! Solo en estos dos temas, se advierte una especie de promoción de antivalores que preocupa. También admite que se usan recursos del Estado para pagarle asistentes a Rafael Correa en la embajada de Ecuador en Bélgica con lo cual admite conocer de un acto de peculado que siendo él funcionario público debió haber denunciado, y que dialogarán con todos los sectores políticos pero que no cederán en nada, es decir, ni siquiera se considerarían posiciones y propuestas, sino que se ejercería la burla hacia los demás y por ende a todo el país. Una óptica indulgente o “técnica” diría que es solo un estratega político hablando a calzón quitado, y adecuando su exposición a un auditorio que demandaba en su momento ese tipo de argumentos, pero lo cierto es que, si Lenín había ganado aceptación en la otra mitad que no votó por él, posiblemente ahora la empezó a perder, eso se sabrá con exactitud en las mediciones que seguramente el gobierno ya encargó y que Mangas en ascuas espera conocer mientras se hace un mea culpa con el estribillo de aquel axioma que reza, “uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice” . Mientras a consecuencia del audio filtrado coge fuerza la teoría del tongo, pues, mientras Rafael Correa -capo de los capos, jefe de la peligrosa organización criminal- no esté tras las rejas quiere decir que sigue protegido con impunidad por todos los poderes del Estado, por todos los que robaron, violentaron Derechos Humanos y cometieron crímenes de Estado con él. Yo mismo tengo información certera, de que gente del gabinete presidencial muy cercana a Lenin Moreno, dentro de Carondelet, tienen como misión proteger al ex mandatario y alertarlo de cualquier situación, solo cuando la justicia empiece a procesar a Rafael Correa y se dictamine que pague por sus delitos la sociedad disipará la incertidumbre y dejará de sentirse burlada. La popularidad y aceptación de Lenín Moreno subió cuando este empezó a decir lo que la gente quería que diga, ahora necesitamos que haga cosas que la gente quiere que haga.

Fernando Balda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s