Carta urgente a Rodas, Nebot, Carrasco y Lasso.

foto-fernando-balda-

Gran expectativa ha causado el anuncio del inicio de una nueva unidad anunciada por el Alcalde de Quito Mauricio Rodas, el Alcalde de Guayaquil Jaime Nebot y el Prefecto del Azuay Paúl Carrasco. La pregunta es, como en todos los casos: ¿Para qué es esta unidad?. Los ecuatorianos sin duda le daremos la bienvenida a la unidad, siempre y cuando sea para combatir la corrupción, para que haya trabajo, mejor educación, para que no sigan subiendo los precios, para que no impongan más impuestos, para reducir la delincuencia, para que no nos sigamos endeudando con China, para que el Ecuador recupere la confianza internacional y genere inversión extranjera, para que se respeten los Derechos Humanos y la libertad de expresión, para que haya independencia de poderes, para que la justicia no siga en manos de Rafael Correa, para que no haya persecución a opositores, para que haya fiscalización, para que no sigan asesinando, secuestrando y desapareciendo a los detractores de la dictadura. Si es para esto: BIENVENIDA LA UNIDAD. No es hora de discutir cual “unidad” parece más “unidad”, si la de Guillermo Laso, la de los tres gobernantes, o la que Sociedad Patriótica propone, o la que proponen otros. Es el momento de crear todos juntos una verdadera unidad en función de garantizar el futuro del Ecuador ante objetivos tan necesarios y urgentes para el país, de allí que, las acciones de la nueva unidad deben ser consensuadas con responsabilidad y un efectivo análisis político para que no caiga en saco roto el esfuerzo y la motivación, de la que puede llegar a ser la mayoría de los ecuatorianos. Me refiero a observar la situación del Concejo Nacional Electoral, órgano rector de los comicios, mismo que se encuentra secuestrado por la dictadura. Cómo podemos arriesgarnos a participar contra un régimen que se postula, que sus aliados son los que convocan a elecciones, que ellos mismos cuentan los votos, ellos mismos proclaman resultados y cuándo se les pide fiscalización de las urnas no le rinden cuentas a nadie. Recordemos que hasta cuando estábamos en la escuela, y se elegía presidente del grado, se colocaban los votos en una funda y cuando se realizaba el conteo se lo hacía en presencia de los delegados de todos los candidatos. Eso se llama transparencia y garantía electoral, nos lo inculcaron desde niños; misma que en el CNE de Ecuador ya no existe. Veámonos en el espejo de Venezuela, allá se conformó una gran e histórica unidad, se juntaron todos los grandes líderes Henrique Capriles, Leopoldo López, Antonio Ledezma y otros. Cada uno había ganado independientemente en sus localidades Alcaldías y Gobernaciones, sin embargo perdieron la presidencia frente al peor candidato posible (Nicolás Maduro), con la peor situación económica de la historia, con 43 estudiantes muertos producto de las protestas, sin carne, leche, huevos ni papel higiénico en las tiendas ni supermercados y, con la corrupción más grande existente en toda la historia. De igual forma perdieron arrasadoramente en el legislativo. Lo cual no tiene ninguna coherencia con la relatividad ya que a pesar que estos líderes son grandes ganadores en sus regiones, esa votación no se vio reflejada en la Asamblea así como tampoco les sirvió para ganar la presidencia. Y es que al castro-chavismo lo que le interesa es hacerse con el Ejecutivo y el Legislativo desde donde pueden juntos, consolidar su modelo totalitario y, permiten electoralmente ganar elecciones seccionales a opositores para, ante el mundo, dar la imagen de que existe democracia. Por ello la necesidad imperiosa de impulsar una consulta popular para que sean los diez y seis millones de ecuatorianos los que decidan sobre el reforzamiento de la conformación del CNE con la adicional participación de un representante de cada organización política representada en la Asamblea Nacional. Solo así, democratizando el CNE, podremos estar seguros que habrá garantía y transparencia en las próximas elecciones. Por ello, apelo al patriotismo y al análisis de estos tres líderes: Rodas, Nebot y Carrasco, así como a las demás organizaciones políticas del Ecuador, a no caer en el error de pensar “nosotros somos los grandes líderes, ya ganamos en nuestras localidades, y si nosotros tres nos juntamos y otros más, nadie nos va a poder ganar, así que solo nos queda anunciar candidaturas y participar”. En el mismo sentido a Guillermo Lasso, quien tiene el respaldo de varias organizaciones y a todo aquel que esté pensando en las elecciones de 2017. Si no hacemos conciencia de esto, la posibilidad de recuperar la democracia en el Ecuador se habrá diluido. Ya que la realidad actual es que, así se unan Sansón y Goliat, no podrán ganarle al fraude. Ya saldrán encuestas financiadas por el régimen que vendrán hasta del extranjero diciendo que Correa es el mandatario mejor puntuado de América, luego otras que pondrán a la unidad en segundo y hasta tercer lugar, generando la percepción que siempre antecede al fraude. Luego, consumado el fraude la dictadura dirá: “si ven, ni todos los neoliberales, la restauración conservadora, los mismos de siempre juntos, las fuerzas conspirativas, el imperio etc. pudieron contra la revolución ciudadana”. ¿Acaso no se han dado cuenta que el principal objetivo político de Correa siempre ha sido el control del CNE? ¿Por qué creen que siempre se visibiliza la desesperación de la dictadura por controlar este organismo? ¿Acaso no se han dado cuenta que el correísmo no quiere abandonar el poder? Las pruebas saltan a la vista, y no actuar frente a algo que es evidente, es una omisión imperdonable de la que el destino tristemente pasará factura.

Este es un llamado urgente, porque la unidad es ahora, no en el 2017.

Fernando Balda

Ex Asambleísta Nacional del Ecuador (A).

Director Nacional de Operaciones Políticas de Sociedad patriótica.

Fui secuestrado, y preso político de la dictadura ecuatoriana.

Columnista de: Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (Colombia), Periódico Debate (Colombia), Reporte Confidencial (Venezuela), Venezuela Awareness (Venezuela), Nicaragua Hoy (Nicaragua) y varios medios internacionales más.

Twitter: @fernandobalda

Anuncios

Las fotos de Mery

foto-fernando-balda-

Hace algunos días circularon entre la chismografía de las redes sociales las fotos de un cuerpo desnudo con el rostro de la ex Presidenta de la Unión Nacional de Educadores Mery Zamora, las instantáneas que por su construcción, sin duda tenían la pretensión de desdibujar la imagen personal y política de la activista fueron rechazadas y criticadas en redes por quienes alcanzaron a verlas, muchos no las habían visto, pues los ciudadanos tienen cosas más importantes por las que preocuparse, como el hambre, la falta de empleo, el alto costo de la vida, la delincuencia etc, y no de un pasquín más que aparece en redes en contra de una detractora de la dictadura. Pero esas fotos que hasta la mañana del 19 de febrero solo habían sido parte de un murmullo repudiador, pasaron a ser noticia nacional cuando la Presidencia de la República del Ecuador emitió un comunicado oficial, leído en la sala de prensa por un funcionario de la secretaría de comunicación, que decía en uno de sus párrafos: “El Gobierno de la Revolución Ciudadana insiste en que el uso de la clandestinidad y el anonimato para desprestigiar la honra de las personas, para atacar sus valores y principios, PARA INMISCUIRSE EN LA VIDA PRIVADA no debe ser tolerado por nadie” con esto, la presidencia dio por certificado que las fotos son reales y que si pertenecen a la dirigente, a la vez que difundió con la rapidez de un rayo la noticia de la existencia de las mismas, provocando que los que aún no las habían visto las vieran. Por su lado, Zamora, horas después, informó que las fotos se trataban de un montaje; fue el pronunciamiento de una dama el cual la ciudadanía recibió con respeto. La Secretaría de Comunicación está presidida por Fernando Alvarado, artífice de la publicidad de la dictadura y además descubierto por una investigación mía del año 2012 como el comandante del famoso TrollCenter dedicado a atacar la imagen de los detractores de Rafael Correa y a alabar su régimen. Yo, que monitoreo constantemente a los trolls y que cuento con información privilegiada sobre sus creadores, de como elaboran pasquines, montajes (algunos de connotación sexual), videos y estrategias para desacreditar a opositores; por ello, puedo decir que, tiene lógica suponer que es el mismo gobierno el autor de este intento de dañar la honra de Mery Zamora. Más aún cuando cometen el acto delatador de emitir un comunicado de “supuesto rechazo a la publicación de las fotos y solidaridad con Mery Zamora y su familia”; este intrépido acto de cinismo no se los cree nadie -la naturaleza de esta dictadura es el odio que ha sido manifestado una y otra vez contra sus opositores- más bien es una muestra clara de la bajeza aconsejada por algunos textos de Maquiavelo en una acción urdida de la comunicación desde el poder para seguir haciendo daño a una dirigente, mujer y madre. Y es allí donde cabe el verdadero repudio contra estos perversos que sufren el desahucio de sus principios éticos y morales, y que parece que no hubieran sido paridos por una mujer. Menos mal que esta vez solo se les ocurrió elaborar pasquines y montajes, gracias a Dios no la mandaron a asesinar, secuestrar, desaparecer, ni le enviaron flores con amenazas como a CrudoEcuador. Pero, la dictadura, es más avezada, esta vez va por partida doble, no dudemos que utilizará este episodio como antecedente para tratar de reprimir o de limitar a los usuarios de las redes sociales, según ellos, en beneficio de los ciudadanos, cuando en realidad es por la batalla evidentemente perdida en redes sociales de la que Rafael Correa no logra alzar cabeza. Es así que, después de este escándalo magnificado por el régimen correísta; sin embargo, hay unas fotos de Mery Zamora que son las que todos tenemos en nuestra retina; las de una mujer humilde, de a pié, Maestra de escuela y colegio, luchadora, activista acusada de terrorismo por el régimen, declarada inocente por lo descabellada y maliciosa de la acusación, y que, por ello, hay un tirano que no soporta que esta humilde y “pequeña mujer” le haya ganado una batalla. Esa es la foto que yo conservo de Mery Zamora.

Fernando Balda

Ex Asambleísta Nacional del Ecuador (A).

Fui secuestrado, y preso político de la dictadura ecuatoriana.

Columnista de: Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (Colombia), Periódico Debate (Colombia), Reporte Confidencial (Venezuela), Venezuela Awareness (Venezuela), Nicaragua Hoy (Nicaragua) y varios medios internacionales más.

Twitter: @fernandobalda