Matemática simple.

Imagen

He leído en varios medios, declaraciones gobiernistas que vaticinan un triunfo “arrasador” e “histórico” de Correa en la aproximas elecciones de Febrero de 2013, a esto se suma el miedo que sienten algunos a contradecir las cadenas oficialistas en medios de comunicación, lo cual contribuye a generar la falsa percepción de que “a Correa no le gana nadie”, “corroborado” por quienes presentan encuestas arregladas para intentar fortalecer la “estrategia”, cómo el encuestador del gobierno Santiago Pérez, de esas encuestas podría decir -que creo mas en la virginidad de mi abuela-. Toda recalco: el fin es generar falsa percepción. Misma que tiene una fácil y lógica contradicción que la desenmascara: recordemos que en las últimas elecciones Correa ganó la presidencia en primera vuelta tan solo con el 1,9%, y esto lo pudo lograr solo gracias a que el CNE amañó el reglamento electoral eliminando del conteo de votos validos a los nulos y los blancos ejercidos. Provocando que de esta manera todos los ponderados suban en cantidad de votos. Aún así y con trampa, Correa logró ganar en primera vuelta solo con el 1,9%, seguido de Lucio Gutiérrez con aproximadamente el 30%. Pero aquella vez Corre contaba con un robusto movimiento político conformado y apoyado por varios frentes que propiciaron su triunfo. Hoy se ha enemistado con todos ellos. La lista es larga, aquí unos cuantos: Alberto Acosta y las izquierdas, los maestros, estudiantes, MPD, indígenas y hasta Gustavo Larrea y su grupo. Por otro lado también se separaron del gobierno: Maria Paula Romo, Betty Amores y Norman Wray de Ruptura de los 25. Es obvio que todos estos merman mucho más que el 1,9% a Correa. Eso sin contar con la desilusión y rechazo de la sociedad a tantos escándalos de corrupción del gobierno. Por otro lado los nuevos candidatos presidenciales Lasso y Rodas, como es lógico también atraerán votos de todas las tendencias. A esto se suma de forma contundente el rechazo de la sociedad a la prepotencia, el abuso, el descaro, la persecución, el miedo generado, los malos aliados internacionales, la inseguridad, el imperante crimen, la falta de justicia, y la falta de inversión y empleo. Quienes entienden de estos temas son un voto duro en contra de Correa. Con estos, son suficientes ítems para hacernos una pregunta simple, cuya respuesta es simple: ¿será que después de todo esto Correa habrá perdido el 1,9% que le permitió ganar en primera vuelta en las últimas elecciones? Pensar que podría ser lo contrario es un absurdo improbable. Ah. Lo olvidaba, como si fuera poco. Con el binomio escogido por Correa -Jorge Glas- pareciera que el dictador no está interesado en que su dupla le beneficie con votos. Mas bien, todo lo contrario, sus mismas bases lo han rechazado y abucheado, pues no podía haber escogido peor candidato desde el punto de vista político. Entre ratos pareciera que Correa trabajara para la oposición. Lo cierto es que esta designación del vice presidenciable deja entre ver lo compacto que se ha vuelto el círculo del poder en torno al dictador, no pudiendo ver más opciones ni elegir más allá de la rosca.  Sin embargo el régimen intenta posicionar la percepción de un nuevo triunfo en primera vuelta, toda vez que cuenta con un CNE secuestrado. Debemos entonces, estar atentos a un intento de fraude que se quiera camuflar y justificar con la falsa percepción -esa podría ser la estrategia-. Otras aristas tiene también esta nueva contienda electoral, el margen que debe haber entre quien obtenga mayor votación y el segundo lugar debe ser menor al 10%. Mientras que por otro lado se ha dado facultad de votar a partir de los 16 años –en las elecciones pasadas fue hasta los 17- esto en medio de sendas cadenas transmitidas en televisión en contra de opositores y a favor del gobierno con mensajes alusivos a la responsabilidad que tienen los jóvenes al votar. Es así que cada vez, Correa ajusta la camisa electoral a su medida: ha hecho votar a teenegers, a los presos, a los policías y militares, a todos cuantos creyó necesitar en su momento -motivándolos con el nuevo derecho adquirido, que les permitiría ser considerados a la hora de elegir autoridades- buena estrategia. Esto, sin contar cuantos votos obtuvo del campamento del abatido alias “raúl reyes” en donde se encontró toda la implementación para emitir cédulas ecuatorianas a los terroristas. Es así que, Correa no ha hecho sufragar a los muertos solo porque están muertos, y porque dentro de sus ofertas de campaña no ha encontrado como ofrecerles “pasar a mejor vida”. Lo que si puede hacer Correa, es intentar hacer creer al colectivo social que él será nuevamente presidente. Entonces, debemos estar alerta, y tener bien en claro que, ese 1,9% con el que correa ganó en primera vuelta, ya lo perdió hace ratón miguelito. No queda duda de ello. Es matemática simple.

Desde la prisión:

Fernando Balda.

 

A la verdad no se la puede encarcelar.

 

Nota: Este artículo fue escrito con papel y pluma por Fernando Balda y entregado a su equipo de trabajo para su publicación en la web.

Anuncios

El Documental que quieren ocultar: ¨Rafael Correa, Retrato de un padre de la patria.¨

Imagen

 Por dos ocasiones se ha suspendido la transmisión del documental “Rafael Correa, retrato de un padre de la patria”. La primera fue una supuesta anunciada en RCN TV de Colombia y la segunda en América Te Ve, canal norte americano. Las razones aún no están claras. Pero se sabe que en la segunda ocasión la embajadora de Ecuador en EEUU junto con el secretario de comunicación Fernando Alvarado realizaron gestiones para impedir su transmisión. Lo cierto es, que el documental existe. Yo tuve la oportunidad de verlo en la rueda de prensa que se llevó a cabo en un hotel de la capital colombiana. Y ante la expectativa, la duda y las frustradas transmisiones del ya afamado audio visual, he decidido relatar por este medio lo que pude presenciar del mismo:

El hilo conductor son las imágenes que intentan describir la realidad política que vive el Ecuador en torno a acontecimientos que han sido públicos y notorios, con aditivos interesantes, como imágenes y entrevistas inéditas, recabadas por sus productores. Entre estas, el relato de Alexander Duque, alias “chorizo” ex guerrillero de las FARC, hoy testigo protegido por la fiscalía colombiana, quien proporcionó información que ayudó a ubicar el campamento de alias “raúl reyes” en Angostura, provincia de Sucumbíos. Alias “chorizo” afirma que fue él quien ayudó a realizar la entrega de dos aportes de dinero provenientes de las FARC a la campaña de Rafael Correa. Uno de doscientos mil y otro de trescientos mil dólares. Cuenta que el intermediario habría sido el actual Asambleísta de gobierno Paco Velasco, quien al interior de las FARC sería conocido con el alias de “julio luna” en alusión a radio la luna de la cual este es propietario. Manifiesta que mientras esperaban la llegada del dinero prepararon y comieron en una casa, carne frita, papa salada y ensalada. El documental contrasta las aseveraciones del guerrillero presentando también el testimonio del Asambleísta Velasco quien niega toda vinculación y rechaza lo endilgado. Mas adelante se muestran imágenes inéditas del 30-S en donde se ve a Correa llegar al regimiento Quito y enfrentar a raso nivel a los policías sublevados -aclaro, no son las imágenes que presentó el periodista Emilio Palacio- son otras, en las que Correa también reta a los policías a que le peguen un tiro en el pecho, ante a negativa de estos a abrirle paso. Comprobándose así que cuando se asomó a la ventana del hospital de la policía no fue el único momento en que incitó a que se le ataque.

En otro tópico se muestran imágenes, por lo menos para mí nunca antes vistas, de dos practicas de paracaidismo. Una en la que la primera dama de la nación salta desde un avión sujetada por el mismo arnés con un instructor de paracaidismo al que se le atribuye ser también su escolta personal, el Capitán Diego Peñaherrera. La cámara está dentro del avión, en el marco de la escotilla y al saltar al vacío ambos miran el lente y sonríen como despedida. Luego de esta escena queda una interrogante. Aclarar si esta práctica fue durante un evento oficial o particular –por el posible uso de bienes del Estado-. Se muestra también otro video, al parecer de otra ocasión, en la que el Capitán Diego Peñaherrera salta nuevamente al vacío desde un avión y detrás de él lo hace también otro paracaidista quien lleva una cámara y va filmando a su compañero debajo de él. En pocos segundos la escena de esta práctica de paracaidismo se vuelve angustiante y hasta cierto punto aterradora, cuando se puede notar que Peñaherrera en plena caída entra en desespero, pues ni el paracaídas principal ni el de emergencia le abren por mas que este intenta repetidas veces accionarlo. Es entonces cuando el camarógrafo en vuelo decide inclinarse en picada sobre su compañero y mediante una maniobra digna de admiración por su heroísmo, cual si fuera salida de una escena de película de James Bond, se posa sobre Peñaherrera a miles de pies de altura, desatavía el paracaídas, logrando que este se accione, y le salva la vida. Pero esta no fue la primera vez que el escolta de la primera dama pudo haber fallecido de esta forma. Inmediatamente después se documenta que en una práctica posterior a la que Peñaherrera no asistió, y que el paracaídas que este debía usar, fue usado por otro oficial. Increíblemente, ese paracaídas tampoco se abrió. No corriendo su usuario con la misma suerte del escolta de la familia presidencial. Y falleció. Ante esto el Abogado del Capitán Peñaherrera, Stalin López, pide que se investiguen estos hechos muy extraños que pudieron acabar con la vida de su cliente en dos ocasiones. A su vez niega cualquier tipo de relación extra profesional del oficial con algún miembro de la familia del presidente. También se refiere a que es injusta una causa existente en contra de su defendido por el mal uso de municiones durante una práctica de tiro y la atribuye al ánimo de persecución política contra el gendarme.

Personajes de la política y el periodismo fueron entrevistados, Carlos Vera y Emilio Palacio, entre otros. Coinciden en la persecución política del régimen a quienes opinan o denuncian sobre actos de corrupción. El caso El Universo es desglosado mostrando los vicios del proceso y los extractos del video revelado por la ex Jueza Mónica Encalada donde el Juez Juan Paredes se vuelve tristemente célebre al admitir entretelones de su acercamiento con los abogados de Correa previo a la sentencia millonaria y sin precedentes contra el rotativo ecuatoriano. Ya en las conclusiones del documental sus productores describen a Correa como un dictador acaparador de todos los poderes del Estado habiendo logrado disolver la independencia de los mismos. Pone en evidencia las persecuciones políticas a través de la justicia secuestrada por el Ejecutivo. Y las observaciones de los organismos internacionales sobre el debilitamiento de la democracia en el Ecuador. Esto en los aproximadamente veinticinco minutos que fueron revelados -aunque los productores dicen que hay más-.

¿Quiénes son los productores? En el estreno a manera de rueda de prensa, se presentó como realizador a un joven de nombre Santiago Villa, sin embargo a todos los presentes nos quedó la duda sobre quien sería el verdadero autor de ese material. Pues en el evento se notó la presencia de Gonzalo Guillen, un veterano y polémico realizador de otros documentales, identificado por ser antiuribista y todo lo que tenga que ver con el ex Presidente de Colombia Álvaro Uribe. Y quien parece -no me queda duda- que es el gestor detrás de este audio visual, y que por alguna razón -supongo, tal vez por seguridad- no quiso frentear como autor. Y fue notorio que el día del estreno andaba fuertemente custodiado. Es obvio que con Guillen y su pupilo frenteador, he de tener muy pocas coincidencias. Eso no me impide cuestionar su falta de decisión y esfuerzo en revelar de forma definitiva el contenido completo del documental en algún medio abierto, o aunque sea uno digital. Sin el ánimo de hacer juicios de valor -esto sabe un poco a mercantilismo-. Ojalá que contra toda acción su contenido pueda darse a conocer. Ya está claro que el gobierno de Ecuador desesperado anda por impedir su transmisión.

Esperemos que por haber comentado lo que ví y escuché sobre imágenes reales, no me demanden por enésima vez, por atentar contra la seguridad del Estado, alterar el orden público, difundir rumores falsos, desestabilizar la democracia o injuriar al presidente. Yo solo he dicho, la verdad, toda la verdad y nada mas que la verdad… que vaina..!

Desde la prisión:

Fernando Balda.

Si ves, que a la verdad no se la puede encarcelar.

 

Nota: Este artículo fue escrito con papel y pluma por Fernando Balda y entregado a su equipo de trabajo para su publicación en la web.

 

El evangelio de los roedores.

Imagen

En su visita al viejo continente el aprendiz de dictador Rafael Correa ha liberado una nueva perla: “si la información es un derecho, la base de las libertades fundamentales y la libertad de expresión, porqué no puede ser una función del Estado como la justicia”. Guión seguido ha manifestado que: “la prensa de Ecuador y América Latina es la peor del mundo”. En lo que concierne a esta nueva calificación que Correa da a la prensa de Ecuador, es entendible. Basta con hojear los diarios y ver los noticieros en televisión. Están plagados de escándalos y actos de corrupción dentro del Gobierno: el caso COFIEC, gastos millonarios en publicidad, caso Glas Viejó, persecución a diario La Hora, cuestionable ejecución de obra pública en el Consejo de la Judicatura, y la revelación del momento: resulta que Pedro Delgado, primo de Rafael Correa y actual presidente del fideicomiso no mas impunidad administrador de las empresas incautadas, es quien en 1998 cuando se desempeñaba como gerente de riesgos de la CFN elaboró el reglamento con “reformas a la metodología de calificación de riesgos financieros y políticas de financiamiento” que fue aprobado por el directorio de la FCN, lo cual dio piso a la debacle financiera que provocó el congelamiento bancario. Considerado el mayor holocausto financiero de la historia del Ecuador. Lo cual a su vez revela la doble moral de un gobierno que se llena la boca atacando a la “banca corrupta” cuando tiene en la alta esfera de sus filas al mentalizador de la desgracia de millones de ecuatorianos ocurrida en 1999. Con estas noticias en los encabezados; y sumadas las que revelan la falta de empleo y alta criminalidad en las calles. Es lógico que para Correa la prensa de Ecuador sea “la peor del mundo”. Y por ello esté buscando mejorarla. -estatizándola- seguro así cambiaría el panorama del país en un abrir y cerrar de ojos, sin necesidad de combatir la corrupción ni la delincuencia. Sino, solo, cambiando los titulares de las rotativas. 

El apetito del aprendiz de dictador es desmedido. -buen aprendiz- esta “teoría” sobre estatizar la información yo ya la había escuchado antes en los discursos de Fidel Castro, Hugo Chávez y alguna vez hasta de una hija del Che Guevara -cual evangelio-. Pero, osado, además, resultó el mensajero, al querer dejar semilla de su desfachatez caudillista y sus miedos en los jardines de la corona española. Tomarse la justicia no le ha sido suficiente, en esta nueva “perla” de Correa, se desenmascara uno de los pilares conceptuales de sus dictadura -secuestrar la información- así, seguramente ya no habrán. Porque no nos enteraremos: extranjeros a los que se les apruebe créditos de ochocientos mil dólares dejando como garantías los mismos bienes del Estado, así su primo Pedro Delgado no tendría responsabilidad en la debacle financiera de 1999, una niña de 14 años no habría sido embarazada y su agresor padre de un ministro de gobierno no estaría impunemente prófugo, el gobierno no gastará tantos millones en publicidad oficial. Ahh..! Me olvidaba, tampoco nadie se habría comido los cheques de las coimas en el ministerio del deporte. Lo que seguramente, si saldría publicado en los medios y con atosigante frecuencia, es: lo mentirosos y descalificados que son los opositores del régimen. Se destacaría a los moñudos, enanos, narizones, cachetones, a los tipejos, a los pobres hombres y hasta los que se tiñen el pelo y la barba. Y los culpables de todo mal, estarían muy bien identificados: la larga noche neo-liberal, la vieja partidocracia, los mismos de siempre –a pesar que ya van seis años de la jornada caudillista y que el actual gobierno ya tiene su propio y tremendo rabo de paja generado en ese tiempo- . Entonces, en ese posible escenario, cuando publiquen la noticia de la sentencia condenatoria en mi contra. A este David (quien remite). Seguro me presentarían en los titulares como un peligro para la sociedad por “atentar contra la seguridad del Estado” y si lo dice la “justicia” y luego lo ratifica la prensa, que para entonces, ya no será “la prensa corrupta”. No habrá ya, más nada que decir. Simplemente, así será. Pero yo no sería el único David. La lista es larga. Muy larga: Estudiantes, maestros, indígenas, empresarios, civiles etc. De esta demencial persecución que se está registrando en los anales de la historia del Ecuador.

Ese es el escenario que ansía Correa. Así son los dictadores. Necesitan corroer la democracia, aniquilar las libertades para sostener sus dictaduras. Siempre necesitan y quieren más. Aunque en tronos, no dejan de actuar como roedores del poder. Si les das un pedazo de queso, después quieren un vaso de leche.  

 Fernando Balda.

Los que me persiguen.

Imagen

Mi audiencia de juzgamiento del 8 de Noviembre de 2012, fue declarada fallida por la ausencia de los testigos solicitados por mi defensa, la providencia justificada por el principio garantista fue dictada por el Presidente del Tribunal de Garantías Penales Sexto de Pichincha, Doctor Carlos Borja Borja, que a su vez fijó nuevo día y hora para el 14 de Noviembre. Llegado el día de la audiencia nos enteramos que el juez Carlos Borja ha sido cesado en sus funciones y reemplazado por otro Jurista.

Es obvio lo que viene por delante, el marcado estilo del oficialismo ha sido evidenciado. En medio de este aquelarre (oficialismo – judicial) se olvidaron de emitir la providencia para mi traslado desde el Ex Penal García Moreno hasta la Corte de Justicia, es así que por mi involuntaria ausencia, se declaró nuevamente fallida la audiencia por tercera vez. La primera se había suspendido también por que cuando me llevaron al juzgado se percataron que habían notificado a quien ya no era mi Abogado, al casillero equivocado y cuando el jurista se encontraba fuera del país. Vaya pues!, así están las cosas ante la desesperación por condenarme

El país esta observando con atención como enfrento la demanda que Alexis Mera Giler, secretario jurídico de la presidencia ha interpuesto en mi contra por el supuesto delito de atentar contra la seguridad del Estado, pero Alexis Mera es solo la punta de lanza de toda la camada carondeliana. Detrás de él están: Ricardo Patiño, Canciller del Ecuador, Fernando Alvarado Secretario de Comunicación de Presidencia y el mismo presidente Rafael Correa, pues todos saben que no se mueve la hoja de un árbol en el reino del aprendiz de dictador sin su orden. Una vez desglosada las bambalinas de esta infamia, echémosle una mirada a los que me persiguen:

Ricardo Patiño: ¿Acaso no es aquel canciller a quien durante su administración encontraron una valija diplomática con 40 kilos de cocaína? Y que, aunque es obvio que 40 kilos de cocaína no se guardan en una valija diplomática por obra y gracia del espíritu santo, no existe en la chancillería ningún detenido por este delito, a diferencia de Italia donde las autoridades ya detuvieron a quienes iban a recibir la droga. Patiño es también quien hace pocos días de forma maliciosa e intentando dañar mi imagen dijo que me habían detenido porque: “Fernando Balda tiene una boleta roja en INTERPOL”. Vale aclarar que dentro del proceso que se sigue en mi contra en la Fiscalía – 169-2009- aparece en la foja 36, el pedido de Alexis Mera para que se notifique a INTERPOL y se proceda a mi detención a nivel internacional. A esta ilegal y desproporcionada petición de Mera, consta en las fojas 38 y 39 la contestación de INTERPOL de Lyon-Francia adjuntada por el Jefe de INTERPOL Ecuador, en la que le hace conocer a Mera que la organización internacional ya ha contestado con anterioridad a este pedido en mi contra y certifican que INTERPOL FRANCIA ha realizado un análisis del caso en mi contra y le notifica que: NO EMITIRÁ BOLETA EN CONTRA DE FERNANDO MARCELO BALDA FLORES POR TRATARSE DE UN CASO PREDOMINANTEMENTE POLÍTICO. (Se adjunta documentos de INTERPOL al final de este artículo)

Fernando Alvarado: ¿Acaso no es aquel que acusa a la prensa de corrupta, difamadora y de calumniar al gobierno. Sin embargo comanda un Troll Center desde donde se ataca a opositores del gobierno con todo tipo de ofensas e improperios.

Alexis Mera: ¿Acaso no es aquel que aparece en un video donde incita a miembros de una petrolera a causar “gran conmoción social” mediante protesta para defender intereses privados? Y a su vez les da como ejemplo a los petroleros: los hechos de cuando el gobierno de Correa impulsó manifestaciones y revueltas para apoyar el proceso constituyente, en donde aliados del gobierno causaron desmanes y les cayeron a palo a Diputados de la oposición. Pero las hazañas de Alexis son de anotar, especialmente las emprendidas contra mí. En 2009 me demandó por primera vez por “atentar contra la seguridad del Estado” cuando yo denuncié una grabación en donde Correa, Patiño, asambleístas de gobierno y otros hablaban de cambios en la constitución después de haber sido aprobada en Montecristi. Esta grabación revelaba también el rostro oculto de quienes nos gobiernan. Al referirse, ellos, con gran apetito a estrategias para incautar acciones de medios de comunicación: Diario Hoy y Diario La hora, para poder ser miembros del directorio de estos medios. La grabación se hizo pública y el país pudo escuchar de boca de los mismos gobernantes su impropia forma de actuar y tomar decisiones cuando piensan que nadie los va a escuchar. Aquella vez, en su enlace sabatino Rafael Correa me acusó de atentar contra la seguridad del Estado y arengó a una multitud a gritar consignas en mi contra “Balda a la Cárcel” gritaban, en su enlace transmitido a nivel nacional, sin importar el riesgo que corriera mi integridad ante tal acusación y desmedida persecución. Además no dudó en acusar al Partido Político al cual pertenezco y a mí, de haber puesto micrófonos en el despacho presidencial, lo cual era simplemente imposible pues nosotros no hemos entrado nunca a su despacho. No se le ocurrió pensar que en esa reunión donde lo grabaron, estuvo un individuo que tiene antecedentes de tener la mala costumbre de grabar: Ricardo Patino, quien se hizo tristemente célebres con los famosos “pativideos”. A pesar del escándalo que hicieron Correa, Patiño y Mera, y de las órdenes de prisión que emitieran en mi contra, la denuncia de Mera fue archivada por absurda: a) Era imposible que yo hubiera podido grabar a Correa. B) ¿Desde cuando se volteó el mundo y el denunciante empezó a ser el perseguido? C)  Lo que Correa, sus ministros y Asambleístas afirmaban en la grabación, eso, si era causa de gran conmoción social.

A principios de 2010, Mera volvió a demandarme, esta vez su “creatividad” y la de Fernando Alvarado sobrepasaron los límites. Me acusaron de estar inmerso en una conspiración para derrocar a Correa. En aquella vez, me acusaron también de haber enviado un correo electrónico que advertía tantos absurdos que leerlo causaba risa, entre tantos ilógicos, decía: que yo debía esperar la llamada de alguien que se identificaría con el seudónimo o nombre “clave” de: “JUANCHO” para negociar con el régimen la entrega de información. Cuando la prensa solicitó mi reacción, yo dije: que si los altos funcionarios del gobierno me denuncian por supuestos correos, ridículos y apócrifos, tan solo porque en ellos, dicen, se menciona a Rafael Correa en riesgo de derrocamiento. Entonces yo procedería también a denunciar una carta absurda que había recibido días atrás, en la que se me advertía sobre un supuesto intento de asesinato al Presidente Rafael Correa, la carta señalaba que Alexis Mera tenia un novio o amante que había jurado asesinar a Correa, porque estaba celoso de este, y sentía que se lo estaba quitando a Alexis, y temía perderlo para siempre. Es así que puse la denuncia en la Fiscalía con tres objetivos: 1) para que si le llegara a pasar algo a Correa no me vayan a acusar de encubrimiento. 2) como un acto de reciprocidad a Alexis Mera, pues si para ellos es importante denunciar un absurdo, pues, tengan una cucharada de su mismo chocolate. 3) recordarles que con temas tan serios no se juega y que no hay que bajar e nivel del debate. Con esto, a Mera y Alvarado, tomados de la mano, juntos, café para dos. No les quedó mas que hacer mutis por la izquierda y no aparecieron mas en esa comedia que tuvo una sola escena, principio y fin, de su fallida patraña. La temeraria e insolvente denuncia de quienes por segunda vez me acusaron de atentar contra la seguridad del Estado quedo también archivada por la Fiscalía.

Me imagino que ante tales frustraciones de haberme intentado encarcelar por dos ocasiones fallidamente, Mera se debió haber sentido “destrozado”, por mas que se había afilado las uñas, su manicure pasional no logró alcanzarme con la infecciosa garra. Pero la obsesión de este hombre contra mi, no tendría tregua, habían pasado solo algunos meses, era Agosto de 2012, y Mera aprovechó una denuncia mía en donde pedí que se investigue la posible existencia de un delito, y este, sintiéndose por encima de lo establecido en la ley monta una nueva persecución en mi contra, inverosímilmente usando mi misma denuncia. Acusándome nuevamente, del que al parecer, es su “delito preferido”: atentar contra la seguridad del Estado, Alterar el orden público, y desestabilizar la democracia. Si mis amigos, así como les digo, no se trata de Osama Bin Laden, o de Carlos el Chacal, de quien habla Mera, se trata de mi: Fernando Marcelo Balda Flores, obviamente, esto, ordenado por el aprendiz de dictador Rafael Correa, quien en su declaración en mi contra dice que: “intenté desestabilizar la democracia” – miren quien habla – ¿acaso no fue Rafael Correa aquel que siendo Presidente del Ecuador se fue a asomar a una ventana frente a cientos de policías armados que protestaban en su contra, y grito: “mátenme”, desgarrándose la camisa? ¿Acaso eso no es causar gran conmoción social, atentar contra la seguridad del Estado y alterar el orden publico? Ese día hubo varios muertos. Por siempre retumbará en la mente de quienes presenciamos ese día, la pregunta: ¿si Correa no hubiera cometido la imprudencia de ir a atizar el fuego a esa huelga y protesta policial, el saldo trágico habría sido el mismo?. Correa no es acaso aquel cuyos abogados, según el Juez Juan Paredes, dice en un video: que los abogados del Presidente tranzaron con el para que sentenciara a Diario El Universo, Sus directivos y un editorialista?

El viernes 9 de Noviembre Correa llegó a un pabellón del Ex Penal García Moreno contiguo a donde yo me encuentro ilegalmente encarcelado. Fue a visitar a dos de sus amigos, presos por el caso COFIEC donde su primo Pedro Delgado es sospechoso. Cuando salió dijo a la prensa que esos dos hombres (sus amigos) estaban presos “injustamente”. Solo pasaron algunas horas y el juez de la causa dictó la libertad para ambos. Quedó definido entonces que lo terrenal tiene emperadores que levantan o inclinan el dedo. También la balanza de la justicia. Correa fue personalmente al penal para con su presencia confirmar cual era su deseo, y no faltó quien lo adule. Pero lo más preocupante es el ánimo de haber querido dejar bien en claro: quien es el que manda en el poder judicial, sin importarle que se revele por enésima vez. Más bien en acto de jactancia – que se sepa- sobre la más abominable de las relaciones que perjudica a las democracias: la incestuosa relación impositiva del Ejecutivo sobre el poder Judicial.

 Por ello, se, que la lucha que hoy enfrento es la de David contra Goliat, sin embargo, tan solo en un centímetro cuadrado de mi corazón tengo mas fortaleza que en los miles de metros cuadrados que tiene Carondelet. Se me ha encarcelado por decir lo que pienso, se ha usado contra mí todo el poder del Estado. Durante el vuelo de mi deportación (Colombia – Ecuador) el asistente de vuelo de la fuerza aérea colombiana me supo de decir: “ha estado de suerte lo han mandado en el avión que usa el Vicepresidente”. Cuando actúan así los dictadores reconocen su miedo a las libertades.

Este no es un juicio contra Fernando Balda, este es un juicio contra la verdadera democracia, contra las libertades. A esto se suma, como en el caso de los liberados por Correa (caso Cofiec) el deseo de demostrar poder sobre el adversario y mostrarlo esposado como trofeo para infundir miedo a la sociedad. – falso poder- porque aunque esposado aparezca yo en las gráficas, mi mente jamás podrá ser apresada. Estas líneas lo demuestran.

Al encarcelarme solo me han cambiado de lugar, a las ideas y a la denuncia contra la corrupción no se las puede encarcelar.

Yo no he enviado droga en valijas diplomáticas, no tengo un troll center para insultar a opositores, no ando persiguiendo a mis adversarios de forma desproporcionada y obsesiva, no me arranco la camisa ante cientos de policías armados y les grito “mátenme”. Yo solo digo las cosas que al gobierno no le gusta escuchar.

En mi próxima audiencia de juzgamiento,  demostraré hasta la saciedad mi inocencia, que se han violado mis derechos en el proceso impulsado por Alexis Mera y la Fiscalía, y que este juicio en mi contra es enteramente en todas sus escaramuzas, una perversa persecución política.

Hay un ser malévolo que ronda las cortes, no se necesita un médium para identificarlo, se llama “chucky seven” seguro ya estuvo por aquí.

Ojalá el tribunal que me juzgará haga todo el esfuerzo por legitimarse con sus actuaciones.

 Fernando Balda.

 

Nota: Esta comunicación ha sido escrita con pluma y papel por Fernando Balda y enviada con sus amigos para ser publicada por los activistas a favor de su causa, hacemos esta aclaración pues cada vez que publicamos algo en su blog o cuenta twitter, ordenan requisas en la celda de Fernando Balda, porque el gobierno cree que el pueda tener algún teléfono o computador, lo cual es imposible ya que se encuentra ilegalmente aislado, incluso de los demás presos.

Se adjuntan fojas del expediente que demuestra que INTERPOL  rechazó  solicitud de Alexis Mera.

Imagen

ººImagen

Imagen

Imagen

Imagen