El Traidor.

Imagen

De todos los famosos traidores de la historia he buscado alguno con el cual comparar al Presidente colombiano Juan Manuel Santos; revisé la historia de varios de ellos, como el General Benedict Arnold cuyo nombre es sinónimo de traición en EEUU; durante la independencia vendió a los ingleses la rendición de West Point en 20.000 libras. Antonio López de Santa Anna y Pérez de Lebrón político y militar mexicano. Quien fue Presidente de México en once ocasiones. Enfrentó la guerra contra EEUU fue derrotado en la Batalla de Cerro Gordo. Tras evacuar la capital del país, se exilió en Colombia y mediante el Tratado de Guadalupe Hidalgo propiciado por él, México perdió los estados de Alta California y Nuevo México (hoy California, Arizona, Nevada, Colorado, Utah y parte de Wyoming) a favor de los Estados Unidos. También está el caso del asesino de Jesse James, Robert Ford quien siendo su amigo, admirador y discípulo lo mató por la espalda para cobrar la recompensa. En otros anales la ambición, la envidia y la venganza motivaron la traición contra el dictador romano Julio César quien había adoptado un niño de clase baja llamado Brutus, lo educó y trató como su hijo y lo vinculó a la nobleza romana. Los miembros del Senado celosos del poder que tenía César lo traicionaron al final de una sesión, mientras todos rodeaban a Julio Cesar los miembros del Senado en gavilla sacaron dagas y lo apuñalaron, César se defendió hasta que reconoció uno de los rostros de sus asesinos y exclamó la frase más famosa en la historia dirigida a un traidor ”¿tu también brutus?” y falleció. Brutus quien pretendió con esta participación ascender políticamente vivió atormentado por visiones del fantasma de César hasta que decidió quitarse la vida con su propia espada. Pero ninguna de estas figuras solas me dan el compendio que se necesita para describir a Santos; casi que digo que no le alcanzan en méritos ni todas juntas. Revisemos un poco la historia y sin duda me darán la razón:

Juan Manuel Santos, procede de una de las familias más adineradas y rimbombantes de Colombia, fue sub director de Diario el Tiempo, el más grande del país y propiedad de sus padres. Ha escalado sigilosamente en la política siempre de forma coyuntural mas no por notables gestiones. Ministro de Comercio Exterior, Hacienda y de Defensa durante varios gobiernos; En 1997 durante el Gobierno del Presidente Samper fue el mentalizador de una zona de despeje a favor de la guerrilla para supuestamente propiciar diálogos de paz, además propuso una Asamblea Constituyente donde se debatirán intereses de las FARC; en aquella época tan dura para Colombia tal vez esta fue solo una más de las tantas ideas descabelladas que se lanzaban sobre el conflicto; sin embargo esta se materializó durante el siguiente gobierno del Presidente Andrés Pastrana donde Santos ocupó el cargo de Ministro de Hacienda; y es considerado como uno de los episodios mas deshonrosos en la historia de Colombia, se despejó de la fuerza pública a tres municipios del Meta, y uno del Caquetá en la región del río Caguán, desde el 7 de noviembre de 1998. Esta fue la famosa Zona de distensión de 42.000 kilómetros cuadrados donde las FARC tuvieron impunidad y libre albedrío durante casi cuatro años de secuestros, asesinatos robos y narcotráfico -era una guarida criminal legalizada donde la policía y el ejército tenían prohibida la entrada- hasta el 20 de febrero de 2002, en que el mismo Pastrana declaró fracasado el proceso que quedó escrito en la historia como una farsa antipatriótica de intereses evidentemente oscuros y no de paz.

En 2002 Alvaro Uribe era nombrado presidente, Santos rompe filas del Partido Liberal y es integrado al gobierno como Ministro de Defensa; bajo el mando de Uribe se abatió al temible bandido alias “raúl reyes” el 1 de Marzo de 2008, una fiesta se produjo en Colombia, en todos los rincones de la patria se celebraba como una hazaña histórica, además a esta fecha el ejército había reducido las filas de las FARC de 18000 a 8000 bandidos. el momento coyuntural para Santos había llegado, pues su gestor Uribe, no podría volver a ser Presidente por norma constitucional después de haber cumplido dos periodos consecutivos de elección popular. Pero el 75% de aprobación ciudadana a ese momento sobre la gestión de Uribe fue suficiente para endosarle los votos a Santos con tan solo levantarle el brazo. Santos Juró defender y continuar la obra de Uribe -La Seguridad Democrática-, sin tregua al terrorismo; esta, como principal fuente de recursos para el país. Pero en algún momento no definido y triste para la historia de Colombia, tal vez producto de una fragua que siempre existió silenciosa esperando a poder asomar de atrás de la careta falaz de demócrata, o emerger de entre la oscuridad de las mentes parias que suelen rodear al poder; de sus cercanos colaboradores, viciados de intereses forjados en relaciones deshonrosas presentes y de antaño; Santos creyó que una propuesta de paz se podía impulsar por encima de los intereses ciudadanos, pisoteando las tumbas de héroes y victimas, negociando lo innegociable; la posibilidad de amnistías e indultos para quienes cometieron crímenes de lesa humanidad, permitirles aspirar al Senado, Cámara de Representantes y otros cargos de elección popular, y la legalización de las tierras que estos han invadido y robado durante cincuenta años, entre otros puntos. Y luego de todas estas cartas jugadas en una mesa de poker, tomando tinto bajo el sol de la Habana intentando violar los principios democráticos y constitucionales, Santos pretende salir airoso como hasta para aspirar al premio nobel de la paz.! Y es que la vanidad es un pecado muy interesante y poderoso que siempre le hace antesala a la traición. -léase traición a la patria-. Como era lógico Alvaro Uribe, quien tiene claro como se combate a los criminales y como se saca adelante un país, ha liderado la oposición contra este inminente fracasado “procesos de paz” que solo ha logrado convertir en figuras internacionales y mediáticas a un grupo de criminales que hasta ayer debían andar escondidos en la selva embarrados del lodo de su criminal “revolución”.

Santos llegó al poder de la mano de un grande, sin reparo y sin pensar en lo importante que es el honor en aquellos que reciben el llamado de regir los destinos de un país, mordió esa misma mano, traicionó los principios que juró defender y hoy se encuentra sentado del otro lado de la linea de fuego repitiendo un grave error del que él mismo ya fue parte ideológica en 1998 durante el despeje del Caguán. Lamentablemente, esta paz, la paz al estilo Santos no encaja con los principios morales y éticos, menos con los rectores del ordenamiento jurídico. La paz de Santos es un concierto para delinquir en donde se proponen movimientos de la nueva bolsa de valores; la del lavado de activos provenientes del secuestro y el narcotráfico. Los ciudadanos colombianos no tiene un pelo de tontos, no pretenda el traidor vende patria pasarles gato por liebre. Ya se ha visto en la historia colombiana a demasiados tahúres y pillos de siete suelas, ya es fácil reconocerlos cuando andan de jornada.

Para que no se crea que podría yo, estar especulando sobre la reprochable calidad humana del Presidente Colombiano, puedo dar fé en primera persona con el siguiente ingrato relato; y es que yo mismo he sido gravemente afectado por su traición y falta de principios; en 2010 defendí a Juan Manuel Santos en la Corte de Sucumbíos – Ecuador, una orden de prisión pesaba sobre él y varios oficiales que acertaron armamento bélico contra un campamento terrorista ubicado en Angostura, donde cayó abatido alias “raúl reyes”, las acciones jurídicas de mi equipo lograron revocar la orden de prisión contra Santos impuesta por la Corte ecuatoriana e impulsada por el Presidente Rafael Correa, que concluyó gracias a nuestra defensa con el archivo del caso. Esta acción la asumimos como un acto de defensa al legado del ex Presidente Alvaro Uribe suponiendo un gesto propicio para con quienes habían colaborado con él en su lucha contra el terrorismo. Contrariamente al sentimiento de los miembros del ejercito de colombia y al de la mayoría de los ciudadanos, Santos decidió colaborar con el gobierno de Ecuador, el 10 de Octubre de 2012, me detuvo como a un delincuente en Bogotá donde me encontraba exiliado, me subieron a un avión militar y me entregó a la dictadura ecuatoriana que me mantiene encarcelado hasta la fecha. Mi familia, esposa y cuatro hijos quedaron abandonados en Bogotá, sin protección, pasaron días de terror pues pocos días antes yo había sufrido dos secuestros a manos de criminales enviados desde Ecuador para atentar contra mi vida, estos criminales eran agentes de inteligencia de la policía de Ecuador que violaron la soberanía de Colombia para secuestrar a un exiliado demócrata, perseguido por una dictadura. Santos quien sabía todo sobre mis secuestros, a pesar de ello me deportó violando mis Derechos Humanos y los de mi familia, entregándole a un país donde mi vida corre peligro y donde se me persigue por mis opiniones políticas. pues las pruebas de mi secuestro han sido recabadas por la fiscalía, incluso la identidad de los secuestradores y estas habían sido informadas a Santos plenamente quien ha encubierto estos crímenes para no afectar al gobierno de Ecuador. Pero los Colombianos no son tontos y con las pruebas que se revelan en los links que adjuntamos a este articulo tendrán claro el tipo de ser humano que lamentablemente tienen como presidente.

Con estos antecedentes sobre Santos, llegué a una conclusión; después de echar una mirada a al cobardía de Robert Ford; a lo vende patrias de Benedict Arnold y Antonio López de Santa Anna; y a la traición ambiciosa de Brutus contra César, advertí que todos juntos no hacen a un Juan Manuel Santos. Y encontré en la historia por allá en el año 33 DC, a la figura perfecta, a aquella que reune todos los rasgos de la traición configurados en Juan Manuel Santos, y que refiere a la más grande traición conocida por el hombre; el deleznable Judas Iscariote; aquel, traicionó a su pastor Jesucristo y con ello a los principios de paz, amor, equidad y justicia que Judas había jurado defender con su vida, causando el mayor crimen cometido por la humanidad pero que a su vez reveló algo supremamente importante: donde está el bien y donde está el mal. Y Como funcionan los traidores.

Fernando Balda logra revocar orden de prisión contra Juan Manuel Santos:

http://m.elespectador.com/noticias/judicial/articulo-224401-abogados-de-santos-buscan-archivo-del-caso-bombardeo-ecuador

Agentes de inteligencia de Ecuador secuestran a opositor de Rafael Correa en Bogotá y gobierno de Santos no dice nada ni por secuestro ni por violación a la soberanía de Colombia:

http://m.semana.com/nacion/articulo/operacion-balda/330695-3

Fotos de los secuestradores, pruebas del espionaje internacional y la violación a la soberanía de Colombia:

https://fernandobalda.wordpress.com/2013/01/15/la-persecucion-a-fernando-balda-2/

Pruebas de la autoría material de los secuestradores:

https://fernandobalda.wordpress.com/2013/01/25/balda-razones-de-un-secuestro-revista-vanguardia/

Fernando Balda
@fernandobalda

Montealegre el Fiscal de la impunidad.

foto-fernando-balda12

En Colombia está ocurriendo algo inverosímil; el Fiscal General del Estado Eduardo Montealegre apoya la propuesta congresil de otorgar amnistía o indulto a los terroristas de las FARC que cometieron crímenes de lesa humanidad mediante una reforma constitucional como instrumento de negociación para la “paz”. Uno de los filósofos mas importantes del siglo XX, el estadounidense fallecido hace una década John Bordley Rawls decía que “La justicia es la primera virtud de las instituciones sociales” tal principio parece ser desconocido por quien tiene la responsabilidad -precisamente- de administrar justicia como Fiscal. Una investigación realizada en 2003 en Emory University, Georgia, con Monos Capuchinos demostró que animales cooperativos entre sí también poseen tal sentido y que “la aversión a la inequidad tal vez no sea únicamente humana.” indicando que las ideas sobre igualdad y justicia puedan ser instintivas en la naturaleza. Es obvio que este sentido de rechazo a la inequidad e injusticia que incluso poseen los animales, Montealegre lo carece. Sus propias adornadas pero inicuas palabras lo evidencian: “Tiene que pensarse seriamente en la posibilidad, al momento de finalizar un proceso de paz, de amnistías e indultos condicionados, inclusive frente a graves violaciones de los derechos humanos” dijo hace algunos días. Pero esta estupidez de Montealegre no es un caso aislado es un síntoma de la enfermedad que sufre la sociedad. Cuidado con cierta clase de lideres y autoridades que se producen en Colombia! Mas aún cuando estos llegan a encrucijadas como la de Cuba y optan por el facilismo de auparse en una barcaza decidiendo proteger a criminales y declarando esa vía como la única posible en la búsqueda de la supuesta paz. Que rayos es eso! Si alguna vez dominó el pensamiento de algún prócer que luchara por la justicia social en colombia; su espíritu ya no existe! ha sido excluido de esta negociación criminal y profana de las causas nobles. Quienes están enardecidos por ello; esos son los buenos, protestar pensando en el atropello a la memoria de todos los asesinados; eso se llama integridad. Montealegre no solo está impulsando una reforma al marco constitucional que apruebe la impunidad sino también está atacando a la justicia con sus propias manos, -misma que debería defender con el marco jurídico existente-, la sola insinuación de amnistía e indulto para quienes cometieron crímenes de lesa humanidad debió haberlo sacado de la silla de la espada y la balanza. Al momento debería abrirse un sumario para que Montealegre no piense que puede hacer política e impulsar impunidad para terroristas siendo Fiscal General del Estado Colombiano y seguir por ahí tan “alegre” como si no hubiera hecho nada. El marco jurídico de impunidad que pretenden crear a pretexto de “paz” atropella y arremete contra quienes si lo entregaron todo por su país. Y no debe permitírseles a quienes han demostrado ser simples escribanos protectores de intereses gubernamentales mas no de Estado aprobar leyes injustas.

Durante mi vida he visto documentos de muchos hechos violentos ejecutados por las FARC a millones de ciudadanos, también he visto en fotografía y personalmente cientos de jóvenes soldados con una o mas extremidades amputadas; ellos son héroes, lo mas grande que le ha pasado a Colombia! Gente que está dispuesta a dar su vida o parte de ella por su país. No permitamos que con la impunidad se ampute también el espíritu de esos héroes. no hay nada tan cruel como un espíritu amputado, no hay prótesis para eso.

Fernando Balda
@fernandobalda

Cito: “Cualquiera que tenga el poder de hacerte creer idioteces, tiene el poder de hacerte cometer injusticias” Voltaire.

“Supongamos que hubo injuria”

Imagen

Rafael Correa junto a su secretario jurídico Alexia Mera me acusaron de: a)Atentar contra la seguridad interna del Estado; b)Difundir rumores falsos; c)Penetrar zonas de máxima seguridad; y d) Desestabilizar la democracia y una serie de verborreas mas redactadas en una acusación particular perfumada, colorida y contradictoria. Evidentemente estas acusaciones suponen como gran afectado al Estado ecuatoriano, a mi patria querida, a aquella por la que sin dudarlo daría mi vida para defender. Sin embargo el Sexto Tribunal de “garantías penales” me encontró culpable. -ya hemos hablado bastante de la ilegalidad de esta sentencia- pero; supongamos que soy culpable de afectar al Estado; el tribunal consideró que después de que se me declaró culpable de esos delitos que hacen suponer que soy un antisocial, un sujeto peligroso, que si Usted mi lector se encontraría conmigo en la calle sería mejor que se cruce a la acera de enfrente. A pesar de ello la condena que me impuso la consabida manipulada “justicia” fue de un año de prisión y a pagar una reparación al Estado de $2.000 (Dos mil dolares americanos). Hace pocos días acaban de condenar al Asambleístas Kleber Jiménez por supuestamente injuriar a Rafael Correa -esto porque Jiménez puso una denuncia en la fiscalía sobre un tema al que Correa le teme, le preocupa, lo atormenta- todos sabemos porqué, y tenemos claro que es lo que intenta Correa con la persecución a quienes se atreven a hurgar por ese lado. -pero ese es tema de otro artículo-, volvamos a materia; el Asambleísta Jiménez fue encontrado culpable de injuriar a Rafael Correa y fue condenado a dieciocho meses de cárcel y a pagar a Correa una indemnización de $100.000 (Cien Mil Dolares americanos); en síntesis lo que ha dejado en claro la administración de justicia en el Ecuador es que Correa es mas importante que el Estado; que Correa merece por la reparación de su honra una cantidad 50 veces mayor que cuando se afecta la integridad del Estado; y que certeramente a un ciudadano le va a ir peor si se atreve a enfrentarse a Correa en las cortes, comparado a lo que podría suceder si el mismo sujeto hubiera afectado al Estado. Pero como si esto fuera poco Jiménez debe ofrecer una disculpa pública que denote arrepentimiento! Sin duda esta sentencia contra el Asambleísta de Pachakutik satisface exactamente lo que Correa quiere, las conclusiones psicológicas sobre ello se las dejamos a los médicos. Lo que si creo es urgente; es que la jueza Luci Blacio quien dictó esta sentencia debería explicarnos como hizo para condenar a un Asambleísta por el delito de injurias sin antes haberle retirado la inmunidad!? Creo que a esa clase no fuimos, o esta señora posee prodigiosas neuronas capaces de interpretar con especial intrepidez las leyes. Lo cierto es que hay quien aquí se siente emperador. Esta historia de repeticiones escatológicas que vive el Ecuador seguro terminará y volveremos en algún momento al estado de derechos que nos merecemos. Nuestras frentes estarán altivas y nuestros corazones en paz. Pero el dictador, aquel que hoy entra en pánico cuando le tocan ciertos temas, ese; siempre, en el lugar donde se encuentre, seguirá teniendo los mismos temores. Con lo demostrado en estas sentencias no es necesario que nos hagamos la pregunta: que vale mas, el dictador o el Estado? No; no es necesario; pero si ha quedado claro que hay algunos jueces en las Cortes que le ponen un alto precio a un pedazo de m…..!

Fernando Balda
@fernandobalda

Fraude en Venezuela.

Imagen

Para hablar de lo que está pasando en Venezuela sobre el denunciado fraude electoral vale la pena hacer una breve retrospectiva a la historia de ese país. Eran los primeros días de Enero de 1958 una cena se daba en la casa presidencial de Venezuela propiciada por altos miembros de las Fuerzas Armadas, a la cabecera de la mesa se encontraba el dictador General Marcos Pérez Jiménez, quien había sido nombrado Presidente provisional por la Asamblea Constituyente después del episodio de un fraude electoral en 1952. Uno de los miembros de confianza de su guardia se acercó a él, le susurró al oído pidiéndole levantarse para comunicarle algo importante; enseguida le advertiría que un golpe de estado se estaría ejecutando, que sus comensales sentados a la mesa serian los conspiradores; el motivo: impedir que el dictador se perpetúe en el poder luego de un referéndum que le sucedió a una nueva constitución creada por su gobierno en 1957. Pérez Jiménez volvió a la mesa y llamó a uno de los militares “venga mi amigo tengo algo bueno que comentarle” -le dijo-, con este engaño lo llevo hasta una sala adjunta donde fue sometido por el resto de sus hombres leales. Así lo hizo con cada uno de los asistentes, -algunos de ellos estaban acompañados por sus esposas-. Luego librada la mesa de sus traidores este se dirigió a las damas y les ordeno desalojar la casa advirtiéndoles del cruel destino que les deparaba a sus maridos. Pero el sometimiento a este grupo no logró evitar lo que ya estaba fraguado y en marcha, a pesar que las cárceles se llenaron de presos políticos, y fuera reprimido el movimiento estudiantil, la organización popular aumentaba. Todos los sectores sociales se incorporaban activamente a la lucha, profesionales y obreros suscribían manifiestos contra el régimen. Hubo una huelga general convocada por la que se denominó la “junta patriótica”, hasta que una junta militar pidió la renuncia de Pérez Jiménez. El 23 de Enero el dictador fue derrocado después de una dura resistencia a la que le continuo el exacerbo de los derrocadores contra ex miembros del gobierno que huían del país por la persecución. Este entretelón lo conozco de primera fuente, un octogenario ecuatoriano y buen amigo estuvo en aquella cena como invitado del derrocado dictador; este sobreviviente de tamaña “gesta”, me pudo describir momentos impensables y dolorosos que allí se vivieron. Luego teóricamente comenzaría la era democrática de Venezuela. Pérez Jiménez se exilió en España protegido por el régimen franquista hasta el final de sus días, antes de su muerte fue invitado por Hugo Chávez a su posesión presidencial en 1998 pero ante las criticas no asistió. Resultaba una contradicción siendo Pérez Jiménez un dictador de extrema derecha, sin embargo esto solo comprobaba que todos los dictadores son iguales no importa del oprobio del que provengan. Así se resume solo uno de los muchos episodios que han escrito los libros de historia venezolana en los que se documentan dictaduras; derrocamientos, constituciones a la medida, fraudes electorales, traiciones, crímenes y persecuciones. Hoy 65 años después Venezuela sufre de los mismos males, producto del deseo de algunos de perpetuarse en el poder y la debilitada democracia. En las elecciones anteriores se proclamó como ganador al extinto Hugo Chávez, el líder opositor Henrique Capriles y sus filas aceptaron los resultados electorales y transmitieron un mensaje de paz unidad y deseos de progreso. El pasado 14 de Abril tras la ausencia del fundador del chavismo, el CNE proclamaba como ganador a Nicolás Maduro con una supuesta ventaja de 235.000 votos sobre su duro rival. Pero esta vez Capriles acompañado de otro valiente, su binomio Leopoldo Lopez y sus más de siete millones de seguidores no aceptaron los resultados y pidieron el reconteo de los votos. Tal posición y viniendo de la elocuencia y patriotismo que ha denotado este líder opositor ha sido tomada muy en serio por el resto del mundo, y es que motivaciones sobran; en una rápida mirada a lo que sucede en Venezuela el partido de oposición ha denunciado las siguientes anomalías: Uso de todos los medios de comunicación públicos del Estado. Peculado de uso de los recursos del Estado. Poderes Públicos en manos del Gobierno. En especial el CNE (4 de 5 rectores). Uso del chantaje de las misiones como método de coacción al voto. Uso de grupos armados por el Gobierno para amedrentar. Uso de las Fuerzas Armadas para entorpecer o hasta intervenir en el proceso de algunos centros claves. Uso del voto asistido en los lugares mas lejanos de la urbe bajo coacción de perder ayudas sociales. Expulsión de testigos de oposición de muchos centros de votación. Manipulación de resultados donde no hay testigos (forzados a abandonar las mesas). Uso de la guerrilla colombiana en las zonas fronterizas para amedrentar y dirigir el voto. No auditoria del REP (Registro Electoral Permanente). Cedulación indiscriminada e ilegal de extranjeros. Utilización de la máquina electrónica capta huellas para amedrentar con que el voto no es secreto. Las actas revelan que votó gente con 120 años de edad. en el caso de Barinas (Estado natal de Hugo Chávez, donde vive su familia y el Gobernador es su hermano Adán Chávez) la oposición tiene en su poder las cajas (urnas) que fueron lanzadas en despeñaderos, en esas cajas están los comprobantes de lo votos que emite electronicamente el sistema de votación. Y a cada hora aparecen decenas de denuncias de todos los rincones de Venezuela con fotografías y vídeos que han sido publicados en medios de comunicación donde se observa quema de urnas y el ilegal manejo de estas durante su manipulación. Capriles ha hecho ya dos solicitudes de reconteo de votos al CNE en las últimas horas a través de su jefe de campaña Carlos Ocaris. La Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia Luisa Estella Morales ha dicho que no se acepta la petición de la oposición debido a que el sistema no permite un conteo físico voto a voto por ser “informático”. Esta es una falsedad que demuestra claramente que hay gato encerrado. La Presidenta del Tribunal Supremo MIENTE descaradamente, y les voy a explicar didacticamente porqué: Una vez que un ciudadano emite su voto en la maquina electrónica ese “dato” se transfiere electronicamente a la base central, pero al mismo tiempo al terminar su emisión del dato la maquina entrega un comprobante para que el votante verifique que el mismo corresponde con su decisión electoral manifestada en la maquina. Luego, al verificarlo y asegurarse que concuerda con su opción, deposita su comprobante en la urna electoral de forma física. Lo que queda en las urnas (cajas) debería coincidir con el acta (es decir el recibo final totalizado de los votos que te entrega la maquina electrónica al cerrar la votación) y a su vez con el cuaderno de votación que es el libro donde se registran los que asistieron a votar en cada centro. Cada votante, luego de emitir su opción y depositar su comprobante en la urna, firma y pone huella dactilar en este libro. Es decir, en términos castizos “no hay como perderse” y los resultados son totalmente verificables pues las urnas guardan los votos en físico mismos que deben cruzarse con los del sistema informático en relación al registro en el libro de votantes. Es lógico que la negativa al reconteo haya enardecido a más de la mitad del pueblo venezolano, y que las cacerolas suenen cada minuto mas fuertes en manifestación de protesta. Peor aún cuando en el histórico si se han realizado anteriormente reconteos de votos como en el caso de Aristobulo Isturiz, quien fue Ministro de Chávez y ahora Gobernador de Anzoategui, él ganó elecciones a Alcalde de Libertador en 1995 con el reconteo de votos. Igual otros casos en el pasado. Pero coinsidentemente esos casos favorecieron a candidatos chavistas. Lo cierto es que el destino de veintinueve millones de venezolanos se debate entre la celeridad con que Maduro desea posecionarse en el sillón presidencial, y una serie de peticiones constitucionales y legales que hace la oposición para verificar la legitimación de un proceso electoral viciado de pruebas de fraude y contradicciones que suponen el encubrimiento de la violación a la voluntad popular. Con esto ha quedado destruido el discurso de los gobiernistas chavistas con el que quisieron vender la idea de que el sistema informático electoral aplicado en Venezuela es uno de los mas seguros del mundo. Vaya si hemos sido ilusos.! en la era del fraude informático creer tamaña mascarada -la supuesta inviolabilidad de un sistema informático para comicios en manos de regímenes totalitarios cuya aspiración a confesión de parte es perpetuarse en el poder-, esto nos llama a la reflexión; sin duda es el momento de considerar supervigilar otros procesos electorales anteriores recientes y futuros de otros países que no solo compartirían con el chavismo su ideología, sus modelos de constituyentes, referéndums, etc. Sino que podría ser que se estén convidando alguna creación informática -software- franquicia que coadyuve a su perpetuidad en el poder mediante el fraude.

Venezuela está hoy en vigilia, es la entereza y la seriedad de un líder apoyada por al rededor de ocho millones de votantes la que pide algo imprescindible para mantener la democracia, la paz y la coherencia en estos momentos: TRANSPARENCIA. Sus voces emanadas de los cacerolazos no deben dejar de crujir; alguna vez, cuenta la biblia, el crujir del romper de las vasijas de barro derrumbaron las grandes murallas de Jericó; Que aquello sirva de inspiración.

Cuando conocí la Quinta de Bolívar, entré a la habitación del libertador, allí estaba la cama en que él dormía -en aquella época se hacían a la medida-, si me hubiera acostado en ella seguramente mis pies y parte de mis piernas hubieran quedado por fuera; si, el Libertador era un hombre de contextura pequeña. Aquella imagen del hombre acorazado sobre un reluciente caballo blanco empezó a tomar otros matices en mi mente. Seguramente no fue un hombre de imponente presencia, por sus trajes deduje que era muy delgado, y tampoco parece que haya sido muy apuesto por sus retratos, quien sabe si el famoso caballo blanco no era blanco, sino plomo, café o negro, a la final no era ni caballo y era mula, o a veces fue burro. En fin, de algo si estoy plenamente seguro; y es que cual habrá sido la fortaleza y el ímpetu de ese hombre llamado Simón Bolívar que cuentan que con un solo grito de guerra libertó cinco naciones, dicen los libros de historia de la escuela que antes de cada batalla se paraba frente a su ejercito y gritaba; “quien no espera vencer ya esta vencido” y que tan solo con eso motivaba y llenaba de valor y coraje a un ejercito diez veces inferior a los que enfrentaba, llevándolos a la victoria. Tal situación me pareció siempre increíble. Hasta que un día conocí la frase completa: “Peruanos, mirad allí los duros opresores de vuestra patria; bravos Colombianos en cien crudas batallas vencedores, mirad allí los enemigos fieros que buscando venís desde Orinoco: suya es la fuerza y el valor es vuestro, vuestra será la gloria;
pues lidiar con valor y por la patria es el mejor presagio de victoria. Acometed, que siempre de quien se atreve más el triunfo ha sido; quien no espera vencer, ya está vencido”. Ahí si, recién me lo pude imaginar en toda su gloria, con toda su fuerza y supremacía sobre sus propios soldados y sobre los del enemigo, y entender lo imprescindible de su presencia en la historia para la emancipación de los pueblos.

Que la Venezuela de Bolívar se libere de una vez por todas de los tiranos, que no se repita la historia cruel, que cada venezolano emule al libertador, que valoren el ímpetu, la fortaleza y el proyecto de progreso, paz y justicia social de Henrique Capriles, mismo que, por ponerle el pecho a la historia, el gobierno, actualmente ilegítimo y con miedo de abrir las urnas quiere encarcelar ilegalmente por el supuesto delito de alterar el orden; cuando la misma orden de detención de por si significa un agravio a la mayoría de los venezolanos y una flagrante incitación a la alteración del orden público. No permitan que encarcelen a Capriles! Protéjanlo! abracenlo!; Capriles es un líder honesto, sincero, un hombre bueno, no los defraudará. El ya va montado en un enorme caballo blanco; -una masa de ciudadanos; fiera indómita que gustó de ser domada por el ideal de este patriota-. Que cada venezolano se mantenga en pie de lucha sin dejarse arrebatar lo que por derecho les ha sido otorgado, y sean invencibles soldados libertarios de paz y de progreso.

Fernando Balda
@fernandobalda

Quién es Alvaro Uribe Vélez ?

Imagen

Pocas veces la patria colombiana ha parido hombres como Alvaro Uribe Velez; pero esto no solo se puede aseverar porque este haya tenido una carrera muy visible en el campo político. Ha desempeñado diferentes cargos en el Ministerio de Trabajo y la Aeronáutica Civil. Fue Alcalde de la ciudad de Medellín durante (1982), Senador de la República (1986-1994) y, más tarde, Gobernador de Antioquia (1995-1997), siendo finalmente elegido Presidente de la República de Colombia en 2002 y reelecto en 2006.

De carrera plausible, este pluralista convencido del estado de derecho paradójicamente es un estudioso de todas las formas revolucionarias y socialistas, de allí que posee un instinto conceptual y deductor, sobre las causas y procesos políticos.    

De la universidad de Antioquia en Derecho; a Harvard por administración y finanzas, luego “Negociación de Conflictos”; pasando por el Saint Antony´s College de la universidad de Oxford en Inglaterra, gracias a la beca Simón Bolívar del Consejo Británico y donde participó como Senior Associate Member. Su carrera académica fue brillante, antes, ya había sido exonerado de rendir exámenes en 5to y 6to año en el bachillerato por sus excelentes calificaciones; de familia hacendada y ganadera, en 1983 Uribe fue víctima de un intento de extorsión por parte del EPL no quiso aceptar que un agente de inteligencia arriesgue su vida disfrazándose como él para entregar el dinero que pedían los extorsionadores, fue él mismo, y se logró la captura de los criminales. En los años ochenta su padre fue asesinado por las FARC en un intento de secuestro. Como Presidente, el mismo Alvaro Uribe sufrió tantos atentados como si fueran salidos de la imaginación de un cineasta, en Barranquilla el 14 de Abril del 2002 las FARC colocaron 300 libras de explosivos al paso de la caravana del Presidente, un bus pasó entre los explosivos y el vehículo de Uribe en el momento de la explosión salvándole la vida y costando la de otros cinco inocentes y decenas de heridos; luego las FARC intentarían durante una conferencia de prensa colocar una grabadora periodística con explosivos y cianuro pero fue frustrada por la seguridad del mandatario quien canceló la conferencia; el 7 de Agosto de 2002 las FARC lanzaron varios morteros y rockets contra Casa de Nariño durante la posesión presidencial, los proyectiles alcanzaron las cornisas pero no hubo victimas. En febrero de 2003 una casa explotó en Neiva mientras era allanada por una alerta de atentado; y en Abril de 2005 un cohete rocket fue lanzado contra el avión presidencial mientras aterrizaba en el aeropuerto de Neiva, el cohete no dio en el blanco. Pero porqué el terrorismo a marcado como objetivo militar a Alvaro Uribe? Cuando yo fui a Colombia por primera vez obtuve de forma muy clara la respuesta; Benjamín, un buen amigo dueño de un restaurante en Chapinero un barrio céntrico de Bogotá me contaba: “si Usted hubiera visto, hace diez años; no se podía subir a la Calera (zona de un mirador turístico que bordea la ciudad) porque las FARC ya estaban allí secuestrando y matando”. Pero esto es solo uno de los miles de relatos que uno puede escuchar en un paseo por cualquier ciudad colombiana. Quien no ha ido a Colombia dificilmente puede saber realmente que son las FARC. No son decenas de muertos los que han provocado, no son cientos, ni miles, ni decenas o centenas de miles. No.! Son millones de ciudadanos asesinados de las formas mas horrendas conocidas por el hombre que han causado profundo dolor a los colombianos durante cincuenta años consecutivos. Han reclutado durante medio siglo niños para enseñarles a matar y enfrentarlos a morir. Las FARC se ha aliado con el narcotráfico como protectores de las rutas de transporte de droga para poder financiar su ejercito, en el camino descubrieron que era mejor entrar al negocio que solo ser custodios del alcaloide, llegando a convertirse también en un poderoso cartel. A esta fuerza terrorista es a la que Alvaro Uribe juró a su país exterminar de la mano del ejército colombiano y las leyes. Desde el 2002 hasta el 2010 fueron incontables veces las que el Presidente con teléfono en mano llamaba él mismo a los pilotos de los helicópteros black hawk y les daba disposiciones de ataque, esto me contaba uno de sus ex ministros Fabio Valencia Cosio. Tal determinación logró mermar las filas del grupo terrorista que había llegado a tener 18.000 integrantes dejándolos con 8.000 según estadísticas en el año 2005, haciéndolos retroceder de ciudades y pueblos que se encontraban tomados y donde el Estado no podía entrar, los cabecillas mas sanguinarios fueron abatidos bajo su mando, y logró la desmovilización de miles a la luz de acertadas políticas de Estado, colateralmente esta política llamada de seguridad democrática se convirtió en fuente de recursos pues el combate al terrorismo atrajo a la inversión privada y generó progreso. 

Cuando las FARC nacían en 1964 después que sus cabecillas ya hubieran participado en escaladas de violencia con grupos armados comunistas radicales después del “Bogotazo”. Alvaro Uribe ya tenia 12 años y uso de razón. Paralelamente iban creciendo en la historia el terrorismo y su principal exterminador. “Nunca antes las Fuerzas Armadas de Colombia habían sentido que eran dirigidas por un verdadero comandante en jefe”, así me lo dijo un buen amigo General. 

Como todo Gobierno, y mas aún uno que había sido precedido por algunos desgobiernos que vendieron sus conciencias al terrorismo y al narcotráfico, el de Uribe no se salvó de escándalos, algunos utilizados por sus opositores como trofeos políticos, hay de todo en la viña del señor; sin embargo; hay algo innegable, perceptible, confesable; Uribe cambió a Colombia, le devolvió, progreso y esperanza. Recordó a cada uno de los colombianos que la patria y la vida son para respetarlas; que nadie bajo el pretexto de causas extintas, cuestionables, transmutadas e ilegítimas tiene el derecho de alterar el orden, destruir el Estado, acabar con vidas humanas y causar terror. Que quienes así lo hacen recibirían respuesta con todo el rigor de la ley y las Fuerzas Armadas comandadas por un verdadero guerrero. También dejó en claro que cada colombiano es un nicho de paz; que la verdadera paz no es la que se negocia en una mesa de poker vendiendo la patria por encima del sufrimiento de millones de víctimas. Sino la que se proclama sobre los valores democráticos y la justicia. Tan excepcional es Uribe que en un hecho sin precedentes cuando terminó su segundo periodo tenía el 75% de aprobación, la mas alta en la historia de todos los mandatarios colombianos; podría haberle alzado del brazo a cualquiera y hubiera ganado la presidencia con el solo endoso de este héroe. pero aún los héroes cometen errores, el brazo que alzó fue el de un tahúr ególatra, el otrora defensor del pensamiento de su predecesor, que hoy ha traicionado los principios democráticos que juró defender, y que ansía más el premio novel de la paz que la paz para Colombia; el Judas Iscariote que la sinergia extraña y absurda del destino pone en la vida de cada héroe o mártir para hacerle entender más del comportamiento humano. Nunca es tarde para recibir estas necesarias lecciones de la vida, -ellas siguen preparando el espíritu- mas aún si se es un líder como Uribe y hay todavía mucho por hacer. Hoy en la Habana delegados del actual gobierno toman tinto con los terroristas negociando lo innegociable -la dignidad de un país y la impunidad- pero solo logran ilegítimas situaciones disimuladas en constantes mascaradas; a la par, en Colombia altas esferas que emergieron de los dineros de las FARC o el narcotráfico, algunas inoculadas en medios de comunicación defienden lo que sucede en Cuba, publican lo que les asegura mas pautaje y dádivas del actual gobierno. Aunque parezca de no creer; en Colombia en las universidades mas caras y en los medios de comunicación, aunque pocos, hay alumnos y periodistas que comulgan con los pensamientos de las FARC, cual si hubieran olvidado que son colombianos y fueran de esos “desenchufados que piensan que los terroristas de las FARC son unos románticos que leen al che Guevara, escuchan música de Silvio Rodriguez y tiran piedras y bombitas molotov cuando protestan basados en sus ideales de justicia social”; pero en realidad este fenómeno anti patria se debe a que después de cincuenta años de terrorismo, extorsión, compra de conciencias y demás, las FARC, otras bandas terroristas y el narcotráfico han producido nuevas generaciones, hijos de quienes vivieron o viven de los intereses del terror y la droga enquistados hoy en segmentos medios y altos de la sociedad. Si, parece mentira, pero así hay algunos, que aplauden el deseo de los terroristas de “dejar las armas” a cambio de recibir derechos sobre millones de hectáreas tierras que ilegalmente han arrebatado a sus verdaderos dueños, que puedan postularse a dignidades de elección popular como al Senado, Cámara de Representantes etc. y que las multiples violaciones a Derechos Humanos, asesinatos, secuestros y extorsiones queden en la impunidad. Quienes apoyan esto, son esos mismos que se contraían y viven amargados cuando escuchan de la mayoría lo innegable; que Colombia está retrocediendo en la política de seguridad como fuente de recursos que había sido avanzada exitosamente por Uribe; que irrefutablemente hay un líder irrepetible que gobernó comandando decididamente la guerra contra el terrorismo y sus consecuencias sin darle tregua; entregándolo todo, entregando su vida al servicio de Colombia, vida de la que solo Dios ha sido responsable mantener. Y sabio como para tener bien en claro como se busca la paz, y con quien se sienta uno a tomar un tinto. Son cuarenta y siete millones de colombianos y 1’141.748 km2 a los que el gobierno debe proteger, son demasiados, por ello es inaceptable que se antepongan intereses inicuos y estériles de la vanidad y el despropósito de un gobierno que empezó traicionando los principios que lo llevaron al poder y reincide día tras día. Es imposible hablar de Uribe sin contrastar su legado con los actuales acontecimientos. Hoy mas que nunca se necesita que vuelva a Colombia la política de este guerrero que marcó con su huella la historia de Colombia; que hoy se escribe: Antes y después de Alvaro Uribe. (AU – DU).            

Fernando Balda
@fernandobalda

José Obdulio vs el Mal.

Imagen

Si alguna vez he conocido alguien elocuente, categórico y pragmático; ese hombre es José Obdulio Gaviria. Rodeado de un peculiar misticismo producto de la especulación de quienes no conocen de cerca la nobleza de sus principios y sus actos. Este académico  de certeras palabras y fluidas letras nació con el talento de describir como a pinceladas las tertulianas y kafkianas situaciones de la política colombiana y del mundo. Estas cualidades las posee enmarcadas en convicciones democráticas, que lo han llevado a vivir muchos episodios de reconocimiento a su labor con las letras. Pero en la vida de los luchadores, aquellos que le han declarado frontalmente la guerra al mal, al terrorismo, al crimen organizado y a los intereses antidemocráticos, no todo es aplauso, hay quienes se contrarían con la existencia de grandes como Jose Obdulio Gaviria, uno de esos casos es el  que se explica por si solo en el artículo que ha publicado Periódico DEBATE. Cito párrafo: “El 25 de julio 2007 Gaviria publicó en El Colombiano un artículo titulado “Todo pecado comienza con el pensamiento”, señalando que dirigentes de Sintraemcali, Sintraunicol y Sintrateléfonos, (sindicalistas colombianos) habían firmado en una cumbre de partidos comunistas marxistas-leninistas en Quito, a la que asistieron las Farc y el Eln, una declaración que expresa: “apoyamos todas las formas de lucha (…) el uso de la violencia organizada (para) conquistar el poder”. En la columna José Obdulio reprocha esta actitud de los dirigentes sindicales, que, asegura, es rechazada en sus mismas filas, pues “es un martirio para el sindicalismo colombiano”. Gaviria se basó en una declaración que hizo el vicepresidente Santos, en la que los denunció como apologistas del terrorismo (“nos solidarizamos con la lucha de los insurgentes en Colombia”), con base en la publicación de una página web en la que aparecía la declaración de Quito firmada por los tres sindicatos.
Los sindicalistas afirmaron que sus organizaciones habían sido incluidas como firmantes sin que hubiesen dado su autorización, que no asistieron a la sesión final que aprobó el comunicado, y establecieron una demanda contra Francisco Santos y José Obdulio Gaviria, por calumnia agravada, afirmando además que ese hecho había puesto en grave riesgo sus vidas y generado amenazas de muerte de paramilitares.”

Al cabo de un tiempo y conforme a principios legales José Obdulio Gaviria presentó su retractación aunque su artículo había sido redactado en base a las declaraciones del ex Vicepresidente Francisco Santos, misma que fue aceptada por el juez competente, no obstante el 2 de Abril de 2013 otro juez desconoce lo actuado por su colega y reabre el caso y pide llamamiento a juicio. Pero esta vez los sindicalistas mencionados han actuado como pájaros de alto vuelo pidiendo que se impute a -José Obdulio- (como es conocido en el argot político y ciudadano) por las amenazas terroristas, es decir, nada menos que como “determinador”. Hasta el momento lo que no hemos conocido es de ninguna demanda que los sindicalistas hayan realizado contra quienes publicaron sus nombres como firmantes en la proclama terrorista de la web, mismos que fueron sus anfitriones y camaradas; con base en ello podrían impulsar imputaciones con verdadero sustento jurídico como suplantación de identidad, injuria, falsedad ideológica entre otras. Pero será acaso que los sindicalistas no quieren ofender a aquellos con quienes todavía tienen excelentes relaciones, y de quienes además seguramente reciben constantes felicitaciones y aguinaldos por la farsa increíble de querer hacer creer que nunca han comulgado con los enunciados “revolucionarios”, esta vez, para el fin protervo de perseguir a Gaviria. Y tener el placer de auto nombrarse como indignos rivales pírreos en altura frente al consagrado académico autor de las narrativas de sus desgracias. Revelando así la doble moral y los alcances de aquellos que son capaces de negar su origen conceptual con tal de intentar obtener uno de los mas preciados trofeos al que puede aspirar un terrorista, un comunista-marxista-leninista, o un simple lacayo de las extremas izquierdas -la cabeza de José Obdulio Gaviria- Ahh siii, Eso si propiciaría un verdadero aquelarre.! Donde se proclamarían toda clase de “consignas triunfalistas”: “todas las formas de lucha” y toda esa verborrea en algunos, y en otros apología del delito, con la que han vivido tatuados pero que a la hora del té -como ahora- no son capaces de aceptar, a conveniencia. Menos en épocas donde ya no se puede andar hablando tanta estupidez.

Y es que el artículo “Todo pecado comienza con el pensamiento” no solo nos da una pincelada certera sobre la crónica sino que produce reacciones como las describe el Periódico DEBATE sobre Gaviria. Cito: “Pero sus enemigos no pueden resistir que esté vivo, libre y ejerciendo su dialéctica demoledora e implacable. Es un estorbo para el proyecto de construir una Colombia bolivariana y socialista, si es que estos dos calificativos son compatibles”

Toda esta mascarada absurda de acciones para intentar acallar a quien fuera asesor presidencial del ex Presidente Alvaro Uribe constituye un verdadero manifiesto sobre la actual política colombiana, como si algo conspirara para que los ciudadanos puedan observar detenidamente esta historia con sus dos aristas; que existen quienes son capaces de todo hasta de traicionar su propio discurso para intentar mellar la fuerza del intelecto máximo acorazado de verdad que posee Gaviria; pero ese mismo manifiesto subraya con esmerada negrilla: que el irrepetible José Obdulio y sus pronunciamientos son sumamente importantes y necesarios para la sociedad colombiana, ya que mantiene los ojos de muchos bien abiertos contra el mal. Que su tinta siga siendo indeleble.!

Fernando Balda
@fernandobalda

Carta a Rafael Correa

img_0179

Quito, 28 de Marzo de 2013.

Señor.
Economista. Rafael Vicente Correa Delgado
Presidente de la República del Ecuador
Ciudad.-

En su despacho:

Ya han pasado tres meses desde que medios de comunicación nacionales e internacionales (Revista Vanguardia de Ecuador y posteriormente Semana de Colombia) entre otros muchos que podría enumerar por decenas, publicaron parte de la investigación que adelanta la Fiscalía de Colombia sobre el secuestro del que fuí víctima en Bogotá el 13 de Agosto de 2012. Tal vez Usted Señor Presidente quien públicamente ha manifestado no lee gran parte de la prensa ecuatoriana por considerarla “corrupta”, “no se haya enterado de estos escandalosos y criminales hechos”, por ello recurro a esta carta expresa para informarle que la Fiscalía de Colombia ha comprobado hasta la saciedad la participación del agente de inteligencia de la Policía de Ecuador Raúl Luis Chicaiza Fuentes en este hecho criminal que además es un crimen de lesa humanidad. Para su mejor ilustración y conocimiento de estos hechos, le adjunto los links de Revista Vanguardia, expresándole las excusas respectivas por obligarlo a leer este medio que para Usted resulta tan desagradable aunque haya revelado la verdad sobre un delito que no debe quedar en la impunidad. También adjunto el de Revista Semana de Colombia.

Señor Presidente, las pruebas que la Fiscalía de Colombiana tiene en contra de Raúl Luis Chicaiza Fuentes lo colocan como autor del delito de secuestro agravado que en Colombia se condena entre 25 y 40 años de Prisión. sin duda alguna será condenado, se lo digo con certeza pues yo he tenido acceso a las pruebas y he conversado con el Fiscal y los investigadores del GAULA que llevan el caso en constante coordinación con mis Abogados. Lo que ha sido publicado en los medios es solo la punta del iceberg. Chicaiza debió haber recibido ordenes superiores para poder salir del país y realizar contra mí labores de espionaje que lo condujeron a mi secuestro, es decir; muy posiblemente el alto mando policial tendría responsabilidad, además; es lógico hacernos la pregunta: Que interés o animadversión podrían tener mandos policiales para atentar en mi contra? -Yo no le encuentro respuesta -.  Lo que me lleva a suponer que podría existir la mano del poder político de alguien de su gobierno que conspiró contra mí y ordenó tan atroz crimen a los mandos policiales que actuaron criminalmente. Presidente Correa, Usted siempre dice, o por lo menos quiere dar a entender que es un humanista, en los últimos días ha liderado una propuesta de reformas a la CIDH Comision Interamericana de Derechos Humanos, según Usted para mejorar su funcionamiento. Con el respeto que se merece como mandatario debo manifestarle que yo no le creo, y creo que mucha gente tampoco. Creo sí, en su seudohumanismo; y ante hechos criminales como el mío, cometidos contra ciudadanos opositores durante su gobierno, lo que Usted busca es garantizar un manto de impunidad para el futuro metiendole la mano a la CIDH como lo hizo con las cortes ecuatorianas. Sin embargo ese es mi criterio, y ante los comprovados actos criminales cometidos en mi contra, está en sus manos, y no en las mías demostrar que eso no es cierto, comenzando desde casa adentro, como es su deber y responsabilidad, condenando este atroz hecho criminal cometido contra un ecuatoriano en suelo extranjero aunque este sea su mas declarado opositor, imparable e inclaudicable. Debe Usted estar consciente a su vez de otro agravante dentro de este caso, y es que agentes de inteligencia de Ecuador violaron la soberanía de Colombia para realizar espionaje y secuestrar a un demócrata opositor de su gobierno.

Le recuerdo Presidente, que de forma paradojica yo acabo de ser condenado a un año de prisión por denunciar que su gobierno espía a opositores, Usted y su secretario jurídico Alexis Mera fueron mis acusadores, aunque nunca tuvieron el valor de asistir al juicio para hacerlo frente a frente.

Nada de las lineas que anteceden falta a la verdad, todos han sido hechos públicos y notorios, que nos dan una lectura catastrófica sobre la política de su gobierno con relación al respeto de los Derechos Humanos, a la intromisión en la justicia y el abuso del poder.

Señor Presidente, seguramente Usted dirá que no es juez ni fiscal, que a Usted no le compete investigar mi secuestro. Como lo hace cuando algo le incomoda. Es que como voy yo a esperar el favor de su majestad.!? Por eso pondré también la correspondiente denuncia en la Fiscalía de Ecuador, no porque confíe en la gestión del fiscal que es su pariente en el grado de primo, sino para dejar sentado el precedente. Estoy seguro que los ciudadanos de todo el país estarán expectantes de ver que hace la justicia con tan abundantes pruebas. No obstante, le recuerdo que es su deber como primer mandatario pronunciarse sobre este alarmante caso de corrupción y alta criminalidad dentro de la Policía Nacional, de no hacerlo como hasta ahora, seguirá dando mucho que pensar. Será que esto se le fue de las manos? Está Usted consciente que se ha cometido contra mí un crimen de Estado?. Aquí existen solo tres posibilidades: 1) Que el agente de inteligencia Chicaiza haya sido enviado  por sus superiores a secuestrarme, superiores que a su vez recibieron ordenes de algún funcionario de su gobierno. 2) Que Usted mismo haya ordenado mi secuestro a algún ministro y este a su vez al mando policial. 3) Que Usted no haya tenido nada que ver, y que miembros de su gobierno o de la policía me hayan secuestrado sin su conocimiento.

No hay por donde mas suponer, solo una de estas tres posibilidades es la que realmente sucedió. Cual cree Usted que sea la que se descubra?

Cualquiera de estos tres posibles escenarios significan una situación muy dolorosa y alarmante para nuestro país, suponerlos no es descabellado ni falta al respeto de ninguna autoridad, tengo el derecho de pensar así después de lo que mi familia y yo hemos sufrido, los hechos demuestran que se han cometido contra mí las mas impensables acciones criminales, que vivimos en un Estado donde las autoridades espían y secuestran tal cual como yo lo había denunciado y por lo que Usted me mantiene en prisión. La cadena sucesiva de atentados comprobados contra mi humanidad no le permiten a Usted Señor Presidente tomar posición de contestar esta carta con los adjetivos que siempre usa contra sus opositores, esta vez no puede decir que esto es un invento de sus fiscalizadores o de la que Usted convenientemente califica de “prensa corrupta” precisamente por publicar casos como el mío para según su supuesto criterio desprestigiar su régimen. Yo no soy de los que callan. Usted Presidente Correa mejor que nadie lo sabe; y buscaré justicia sin parar jamás, hasta las ultimas consecuencias.

Al encarcelarme solo me han cambiado de lugar; a mis ideas y a mi lucha no se la puede encarcelar.

Inclaudicable,

Fernando Marcelo Balda Flores
Asambleísta Nacional del Ecuador (A)
Partido Sociedad Patriótica 21 de Enero Preso Político del régimen de Rafael Correa

Adjunto links de Revista Vanguardia de Ecuador y Semana de Colombia:

1) REVISTA VANGUARDIA: Espionaje internacional en el caso de secuestro a Fernando Balda: https://fernandobalda.wordpress.com/2013/01/15/la-persecucion-a-fernando-balda-2/

2) SEGUNDA PARTE de la investigación: Persecución a Fernando Balda: REVISTA VANGUARDIA: Razones de un Secuestro: https://fernandobalda.wordpress.com/2013/01/25/balda-razones-de-un-secuestro-revista-vanguardia/

3) RevistaSemana Secuestro contra opositor ecuatoriano violó soberanía de Colombia: http://www.semana.com//nacion/articulo/operacion-balda-contra-opositor-ecuatoriano/330695-3