Galo Lara, Un Fiscalizador Acorazado.

Imagen

260 cadenas nacionales que costaron varios millones de Dólares se usaron para acusar a un hombre, un ciudadano ecuatoriano de múltiples delitos, entre ellos, haber girado cheques sin fondos, de violación, de robar vehículos, y hasta de no haber pagado unos pollitos que este compró para obsequiar a gente pobre. En la réplica a estas infamias el acusado demostró que los cheques fueron cubiertos con depósitos, la madre de la mujer violada aborreció al régimen por mal usar la memoria de su hija para dañar la imagen de un hombre bueno, la dueña del vehículo robado aclaró que nada tuvo que ver en el robo el hombre al que el gobierno acusó, y por último el vendedor de pollos dijo públicamente que nunca había tenido mejor cliente que aquel que compraba pollitos para obsequiar a los campesinos para que estos los críen en sus finquitas. Este hombre al que el gobierno le ha tirado mas flechas que a san Andrés, es el Asambleísta de Sociedad Patriótica Galo Lara. No obstante, ante estas fallidas, perversas y degeneradas acusaciones que parecieran ser paridas por alguna mente enferma, capaz de inventar desde violaciones, robos y hasta pollitos impagos. El gobierno, intentó de la forma mas ruin que se haya visto en la historia del Ecuador sacar de la arena política al legislador opositor, acusándolo de un atroz asesinato,
la muerte de una pareja de esposos y su pequeño hijo. Hace pocos días la corte que lo juzgaba lo declaró inocente, pues no encontró ni un solo indicio de responsabilidad de Galo Lara en el crimen del que se lo acusaba. Sin embargo el régimen tirano ya lo había juzgado y condenado, ministros de Estado le llamaron asesino ante los medios de comunicación, interminables cadenas nacionales de radio y televisión lo mostraron como un monstruo. El único pecado de Lara, para aquel que se cree Dios, es ser indiscutiblemente el que le pisa los talones a los corruptos. Lara ha destapado constantemente innumerables ollas de grillos, casos graves en los que este ha explicado que dicha corrupción no se podría haber consumado sin la venia y protección de Rafael Correa. Este legislador, hombre humilde de origen campesino de la provincia de Los Ríos, ha demostrado tener los pantalones muy bien puestos y una gracia especial que lo acompaña, al enfrentarse a un régimen villano, capáz de toda malicia para intentar acallarlo. Pero a pesar de la sumisión de los jueces, el fiscal y los millones de Dólares gastados contra él en campañas de desprestigio, nada de ello, pudo mellar el blindaje de verdad que protegió la integridad de Galo Lara Yépez, quien libró este episodio saliendo mas fuerte que nunca, pero con un espacio de dolor que seguro también librará. Este Fiscalizador quien hace algunos meses me visitó en mi casa en Bogotá para pedirme lo lleve a visitar la iglesia del Divino Niño que se erige en un sector popular de la capital colombiana, para pedirle a Dios que se haga justicia ante la tenebrosa acusación que la fiscalía dirigida por el primo del presidente Correa, le hacía; definitivamente, el perseguido, no se equivocó al recurrir a la justicia divina, la única que nos queda.

Seguramente, Galo cual acorazado regresará a Colombia para agradecerle al hijo de Dios por su deidad. Me alegro tanto. Aunque esta vez, no esté yo para acompañarlo.
Indiscutiblemente los ciudadanos ratificarán en las urnas a este perseguido y valiente legislador en su cargo, en las próximas elecciones, por ser un destacado del grupo de los imparables e inclaudicables.

La verdad no necesita defensa, se demuestra sola. Ese no es un invento de los hombres. Es un principio divino.

Fernando Balda
Twitter: @fernandobalda

Este artículo será publicado en la Revista La Voz del Abogado que circula con Diario Expreso este Domingo 30 de Diciembre.

FARSANTE.

Imagen

En el diccionario de la lengua española se establece el significado de la palabra “farsante”:Dícese de la persona que finge lo que no siente o pretende pasar por lo que no es.

Un suceso infausto ha teñido una vez mas de vergüenza a los ecuatorianos. Presionado por la revelación de documentos que demuestran la falsificación de un título universitario, Pedro Delgado Campaña, primo del Presidente Rafael Correa Delgado, ha admitido su delito, al cual, con descarado cinismo, él ha llamado “un acto de inmadurez”. Lo cierto es que Pedro Delgado no tiene título universitario; que engañó a una de las mas prestigiosas instituciónes de estudios de postgrado en centro América, el INCAE, para obtener un título de cuarto nivel. Requisito que este debió cumplir para algunos de los cargos que ocupó desde la década de los noventa en la función pública. En 1998 fue miembro del directorio del Banco Central, fue entonces que redactó el documento que ese organismo aprobó y que por su normativa permisiva y su flexibilidad con los bancos en riesgo, provocó la debacle bancaria que congeló los fondos de los depositantes. Posteriormente en el gobierno de Correa y mediante la autoridad de Delgado se gestionó la venta de empresas incautadas cuyo manejo ha sido por demás cuestionable, también lo hizo con acciones de medios de comunicación que el gobierno ha reclamado para si, y que reprochablemente ha usado para defender a Delgado cuando la oposición ha revelado sus múltiples  irregularidades. Entre otras campañas de desprestigio a opositores.

Cuando un pariente nuestro, como en este caso, un primo, se gradúa de bachiller o profesional, es siempre un momento de celebración. Yo recuerdo haber tomado champaña celebrando con mis primos sus logros académicos. En los álbumes de la familia no faltan fotos llenas de sonrisas y mucetas. Episodio que parece haber sido amnésico entre los Correa-Delgado. Siendo indulgentes, podríamos suponer que, podría ser que Rafael Correa vio en las fotos del álbum o del facebook de su primo Pedro, a este con una capa y montera de torero y los confundió con la muceta y birrete de los que se usan en las graduaciones. Debido a lo que pareciera ser una confusión del dictador, y según el propio Correa “este no se percató de la verdad en tantos años de primadrasgo”. Delgado cometió un delito contra la fe pública y con ello falsamente asumió por veintidós años un título que no tiene, y gracias a esto cometió otras infracciones que le permitieron engarabitarse en los cargos mas importantes del manejo financiero del país en forma recurrente.                           Entendible son entonces las faltas cometidas por Delgado, al carecer de moral y ética. Es así que podemos decir con estupor que después de catorce años hemos descubierto también el macabro génesis del congelamiento del dinero de los ecuatorianos. Si, Pedro Delgado, sin ningún escrúpulo, hoy indigno de llamarse ecuatoriano, coadyuvó para destruir la vida de millones de personas, por su incapacidad y su falta de ética, revelando un dominó que cae pieza por pieza con mas aristas que los dedos de las manos. Un novillo fue advirtiendo hace algunos meses que Delgado es incluso un inhábil torero -vaya falla para la imagen de la revolución- una cornada certera vengaba en el tobillo lo que se bebió cobrar en el trasero. Pero ese fue solo un pequeño escándalo que no se compara con el signo de interrogación que rodea la adquisición de una casa en Miami del primo del Presidente que “detesta” a los gringos. Justamente después de haberle concedido a un argentino (Gastón Duzac) un crédito en COFIEC de ochocientos mil dolares en tiempo récord. A esa casa en EEUU, Delgado, se fue a pasar Navidad y año nuevo, sin que ningún revolucionario le haya impedido subirse al avión, consagrando así su descaro e impunidad al son de villancicos: “si me ven, si me ven, voy camino de Miami”.

Todas las acciones legales y financieras ejecutadas e impulsadas por Delgado deberán ser sometidas a revisión: venta de empresas incautadas, acciones, créditos COFIEC y CFN, emisión de reglamentos etc. Los órganos de control deberán iniciar sus pericias y emitir sus informes. La Fiscalía debe actuar de oficio e impulsar las pesquisas contra el confeso Delgado, para su llamamiento a juicio, así mismo la Asamblea Nacional deberá fiscalizar lo que haya detrás de esta tramoya. Pero en el ámbito judicial resulta curioso el tema. Pues el presidente Correa es uno de los que deberían actuar como acusador particular, solicitando a su primo el fiscal Galo Chiriboga persiga a su otro primo Pedro Delgado, y procurar que este (el fiscal) no vaya a encontrar la figura de autor coadyuvante en su primo el Presidente Correa por haber dado nombramiento al primo de su primo como presidente del directorio del Banco Central BCE, presidente de la Unidad de Gestión de Derecho Publico UGEDEP, del fideicomiso no mas impunidad COFIEC y CFN, desde donde el primo de los primos hizo su agosto.

Ante la carencia de justicia en el Ecuador, serán los ciudadanos quienes juzguen estos actos, incluida la defensa de Correa a Delgado, en cómplices agasajos que hoy intenta desvirtuar, allí sí, hubieron copas de champaña, sin birretes ni mucetas, pero si con capas y monteras “toreras” esgrimidas además en sendas cadenas nacionales que no pudieron evitar la certera cornada de la verdad que extinguió el vericueto por donde Delgado debió caminar por mas de dos décadas de la mano con la ilegalidad, la farsa y la zozobra.

!Ahora resulta que Delgado traicionó a la revolución! !que Correa nunca supo nada!. Burla infame al pueblo, al que el dictador cree tonto. Demostrado ha quedado que la verdad no necesita defensa, se demuestra sola. Punto..!

Fernando Balda.
Twitter: @fernandobalda

Este artículo será publicado en la Revista La Voz del Abogado que circula con Diario Expreso este Domingo 30 de Diciembre.

Dictadores y atrocidades.

Imagen

“Él cogió mi mano y me forzó a sentarme a su lado en la cama“, contó Soraya de 15 años, a quien acababan de llevar a la fuerza a la habitación de un hombre desnudo, añadiendo que no se atrevió a encararlo. “Él dijo: “no tengas miedo. Yo soy tu papá. No es así que vosotros me llaman? Pero también seré tu hermano y amante, porque tú te quedarás aquí y vivirás conmigo para siempre” así comenzó el calvario en la vida de una joven quien fue sometida a ser esclava sexual como parte del “harén” del dictador libio Maumar Gadafi, revelado por la periodista francesa Annick Cojean. Gadafi no tenía límites en su perversión, violaba niños y niñas a quienes primero les hacía practicar pruebas de VIH para no contagiarse, mas de una vez ordenó raptar a las esposas de sus ministros y parientes, de las cuales se obsesionaba solo viendo el vídeo del matrimonio que acababa de acontecer, mantenía una red que le traía mujeres de cualquier parte del mundo para someterlas a sus abusos, practicaba la homosexualidad, aunque su escolta estaba conformada por cuatrocientas mujeres llamadas “amazonas” a quienes se les hacía jurar dar la vida por el dictador si fuera necesario, pero a su vez tenían que aceptar ser elegidas en cualquier momento para compartir cama con él. Excéntrico, de trajes bordados con hilos de oro y gafas Armani, este ser de rostro cruel, fue responsable en 1988 del el atentado con bomba a un avión de Pan American World Airways donde murieron 270 personas de 21 nacionalidades. Su escalada de violencia y perversión de cuatro décadas la ejerció mediante la proclamación de ideologías socialistas y políticas izquierdistas anticolonialistas y antioccidentales, ”le fue tan bien” que surcó desde África hasta Venezuela donde Hugo Chávez lo condecoró con la medalla orden de Bolívar y le entregó una réplica de la espada del Libertador al son de proclamar: “Gadafi tu eres para el pueblo libio lo que Bolívar es para el pueblo latinoamericano” tal comparación pudo haber hecho estremecer los huesos del libertador en su tumba. Pero a nadie le importó, mas bien, en Ecuador, “linterna verde” no se quiso quedar atrás y mejor que invitar a Gadafi a Ecuador, decidió visitarlo en Libia, donde no quiso constatar que se encontraba en el “reino” de un sicópata, sino que más bien, dijo que Gadafi es “una de las figuras más maltratadas”, porque “lo ponen como esos locos criminales, sedientos de sangre”. Es que seguramente el dictador ecuatoriano en lugar de encontrar diferencias encontró coincidencias con Gadafi: “que linda camisa, mira las mías también son bordadas” “yo también tengo un séquito inmenso, pero los depravados, amanerados, que no reconocen a sus hijos y andan violando y embarazando a menores de edad son ellos, no yo” “sobre eso de violar a niños a penas le hemos dado el indulto a Floresmilo” “yo también quiero quedarme en el poder por décadas” “yo no ando secuestrando a mujeres de otras partes del mundo pero si mando a secuestrar a mis opositores exiliados para traerlos de vuelta y encarcelarlos” “yo también tengo mi avión privado pero sin jacuzzi porque es que estos de la oposición se andan fijando en cada cosa” “como mi mentor ya te entregó la espada de Bolívar ya no tengo que obsequiarte, te diera la lanza de Atahualpa pero es que esos indígenas que me llaman estúpido son solo el 2% y no representan a nadie” “a mí también me adoran y así como a tí, también me hicieron una protesta el 30-S” “pero sabes que, mejor hablemos de socialismo, que al resto cada cual le ponemos nuestro estilo” “por cierto, ¿donde compraste esas gafas?”…. es así que “linterna” regresó a Ecuador, sin haber notado nada más que Gadafi era un excéntrico, a diferencia de toda la nación libia que se levantó contra tanta perversidad y terminó con violentos actos protagonizados por un pueblo que victimaba a su verdugo también de forma cruel, ojo por ojo, el sodomita fue sodomizado, el torturador fue torturado, el asesino fue asesinado, pero para “linterna verde” hasta hoy, bueno es hacerse de la vista gorda.

No condenar los crímenes de lesa humanidad de un régimen tirano habla mucho de los principios de los gobernantes de varios países del mundo cuya omisión también es condenable, en lo que directamente nos concierne, reflexionemos: como confiar que se atrape y condene a los violadores de menores, a los secuestradores, a quienes matan la inocencia de indefensas criaturas en nuestro país, absurdo caer en la acefalia de aceptar el descaro de quien gobierna al auto proclamarse “demócrata” cuando va y se besa en Libia con un monstruo.

Desde la prisión:

Fernando Balda

Si ves, que a la verdad no se la puede encarcelar.

Nota: Este artículo fue escrito con papel y pluma por Fernando Balda y entregado a su equipo de trabajo para su publicación en la web.

 

AISLADO -Más preso que los demás presos-

Imagen 

Me encuentro recluido en el pabellón “A” de máxima seguridad del ex penal García Moreno de Quito. En este pabellón como en todos, los reclusos tienen el derecho a recibir visitas de sus familiares y amigos. Mismos que, pueden, después de cruzar la puerta de entrada al pabellón inmediatamente abrazar a su ser querido -que ha caído en desgracia- como dicen aquí en el argot penitenciario. Sin embargo en mi caso es muy diferente. Mis familiares y amigos, después de entrar al pabellón deben pasar cinco puertas de barrotes de acero para llegar a la celda donde me tienen injustamente encarcelado y aislado de los demás presos en un área fría y húmeda. Pues según reza en las disposiciones dadas por el Ministerio de “Justicia Derechos Humanos y Cultos” a la Dirección Nacional de Rehabilitación Social, se me debe mantener AISLADO. Es así que desde hace un mes que me encuentro en el ex penal, no he recibido ni un solo rayo de sol, porque a diferencia de los demás presos, a mí no me permiten salir ni a los pasillos, menos al patio. Vale aclarar que en el pabellón en que me encuentro la seguridad es máxima, y yo no tengo problemas con los demás internos. Por lo que no se justifica mi aislamiento. Mi conducta es por demás correcta. Al punto que durante los días que estuve recluido en Guayaquil en la penitenciaría del litoral, los coordinadores de ese recinto carcelario me pidieron que dicte charlas sobre valores morales y éticos en diferentes pabellones para el beneficio instructivo y motivacional de las personas privadas de su libertad. Y así lo hice con mucho gusto. El hecho que yo sea un férreo opositor al régimen de Rafael Correa no justifica las acciones que se siguen cometiendo en mi contra aún estando preso. El Ministerio de paradójico nombre: “Justicia Derechos Humanos y Cultos” parece desconocer que, el Tratado de San José de Costa Rica sobre los Derechos Humanos, del que Ecuador es signatario, establece: que los países miembros de ese acuerdo se obligan a abolir el encierro (aislamiento) dentro de las cárceles. Le he enviado misivas, exigiendo se respeten, y no se sigan violando mis Derechos Humanos a la Ministra de Justicia Johanna Pesantez, a través de la Doctora Maribel Flores, Directora del Ex Penal García Moreno. Mis familiares han enviado una comunicación al Doctor Diego Pérez, Director Nacional de Rehabilitación Social. Pero yo sigo aislado y encerrado. También he advertido a la autoridad carcelaria el peligro que corre mi vida si yo fuera trasladado nuevamente a la penitenciaría del litoral, esto debido a información que he recibido y que ya he puesto en conocimiento de los competentes carcelarios.

Así pasan mis días en prisión. Si me he destacado antes, por defender siempre los Derechos de otros, y he reclamado por los atropellos contra otros. Menos podría callar por lo que se hace en contra mía. Estoy preso injustamente, y a pesar de ello mas preso que los demás presos (AISLADO).

Recordemos que estoy aquí solo por como pienso y por lo que he dicho y denunciado.

Si alguien duda de lo cruel, injusto y violatorio de mi encierro, vengan, entren al ex penal y constátenlo. (Pabellón “A”) Los invito.

 

Las libertades, son el origen del miedo de los tiranos.

 

Desde la prisión:

 

Fernando Balda.

 

A la verdad no se la puede encarcelar.

 

Nota: Este artículo fue escrito con papel y pluma por Fernando Balda y entregado a su equipo de trabajo para su publicación en la web.