El Anticristo.

PORTADAEl apocalipsis anuncia los últimos días de la humanidad describiendo como antesala sucesos que serán las señales del fin; tribulaciones, persecución, exilios, caos y sufrimiento. Entre ellos la llegada del anticristo, la antítesis de lo bueno, el falso mesías. En la mitad del mundo ya está ocurriendo, el líder de la actual dictadura, cual anticristo, ha perseguido a innumerables opositores por odio. Cual si fuera una historia salida de los conflictos del medio oriente envió aviones de guerra y soldados a la selva detrás de tres opositores Jiménez, Villavicencio y Ochoa. Su oscuro régimen asesinó a Fausto Valdiviezo por denunciar la corrupción y negociados en los medios incautados por él, asesinaron al General Jorge Gabela por denunciar la corrupción en la compra de helicópteros que luego se estrellaron, asesinaron al indígena José Tendetza por oponerse a la explotación del subsuelo en la Amazonía. Ya antes habían asesinado al dentista de la selección Carlos Ayala al norte de Quito, al Coronel Guerrón en Santo Domingo, quienes fueron parte de una historia que el régimen desea mantener oculta. A mí me mandaron a secuestrar y a asesinar en Colombia, fui rescatado y sobreviví. Tal vez Dios quiso que estuviera aquí escribiendo estas líneas y contando estas historias. Hay otros muchos que también han sufrido persecución, niños, jóvenes, hombres y mujeres y hasta ancianos que han sido vejados, acusados y encarcelados, por pensar diferente, denunciar corrupción o protestar, a algunos les han plantado pruebas falsas para condenarlos como a Diego Vallejo y Galo Lara, a otros los han desaparecido. Todo esto solo puede ocurrir cuando el poder se emana desde una mente perversa. El anticristo de la mitad del mundo tuvo una infancia trágica, su padre un narco de poca monta, esquizofrénico y depresivo compulsivo que vendía paquetitos de droga en las esquinas de las casas colectivas en Guayaquil agarraba a su madre halándola de los cabellos y la arrastraba en plena calle frente a los vecinos por cualquier cosa que le molestara, (me lo han contado testigos), una vez se fue a EEUU y lo detuvieron intentando introducir droga, pasó cinco años en la cárcel, al regresar continuó con el maltrato, por lo que el joven anticristo en su proceso de mal formación, un día al ver como maltrataba a su madre, atacó a su progenitor, producto de ello aquella alma perdida no pudo resistir el hecho de que su propio hijo lo haya agredido y se quitó la vida con una cuerda en su cuello. El pequeño anticristo también perdió a su pequeña hermana ahogada mientras jugaban en una piscina. Por alguna razón el pequeño sata tuvo siempre un cerebro prodigioso, hay quienes me cuentan que es hereditario, que su padre era un brillante drogadicto capaz de dar catedra sobre cualquier tema parado en las esquinas porque tenía una lengua tan incansable como abusiva. Es así que, el cerebro prodigio del anticristo le permitió pese a la pobreza estudiar en buenos colegios y universidades mediante becas, en el colegio fue descubierto por otros compañeros en una escena sexual entre hombres, no quiso volver al colegio debido a la vergüenza, su hermano mayor lo ayudó psicológicamente a volver a los estudios. Ya de adolescente entrando a la adultez, se codeaba con la alta sociedad con el resentimiento hacia aquella gente con la que convivía pero de la que no era parte. No hay quien hable bien de él de sus compañeros en la universidad, todos cuentan que siempre fue un idiota prepotente, pero había pasado tan desapercibido en la historia que su prepotencia ni su absurda personalidad habían trascendido. Aquel ego desarrolló su resentimiento interno contra la belleza y la inteligencia de la mujer, su atrofia mental no le permitió separar la belleza de lo lujoso y encasilló en el mismo lugar aquello que detestaba por no poderlo tener, con las cosas buenas. La consecuencia es que; para él, una mujer es un sujeto al cual envidiar, con el cual competir y al que puede menospreciar. Por ello siempre decía “yo no me voy a casar con ninguna chola ecuatoriana, cuando me case será con una gringa o con una europea”. Así lo hizo. Quienes no conocíamos bien todos sus traumas, creímos que todo ese sufrimiento le habían dado un conocimiento amplio del drama humano y sensibilidad para dirigir una nación. Definitivamente nos equivocamos, aquello hubiera sido una excepción que resultó entelequia, en realidad todos estos acontecimientos lo atrofiaron, incubaban dentro de ese joven a un monstruo escondido que en el futuro solo necesitaría la garantía de la impunidad y el poder para aflorar como lo que realmente es, un monstruo. El apocalipsis también habla de un nuevo orden mundial, de la famosa marca de la bestia, aquella marca que permitirá solo a los que hayan jurado sumisión acceder a la subsistencia, al alimento etc. En la mitad del mundo solo aquellos que se pintan el rostro de “verde sumiso” son los que tienen acceso a la justicia a su favor aunque sean culpables. Ahora se nos ha impuesto el uso del dinero electrónico, en pocos días iremos a depositar nuestro dinero y cuando lo vayamos a retirar nos podrán entregar una tarjeta plástica y no billetes, cuando viajemos a otro país esa tarjeta no servirá para nada, porque la misma no tiene ningún respaldo ni garantía en otros países. El dinero electrónico no es tangible ni verificable cuando lo maneja a su antojo un delincuente que lo que mejor ha sabido hacer es robar y maquillar la realidad. Y mientras nosotros llevaremos en nuestras billeteras plástico en lugar de billetes, los verdaderos billetes, seguro estarán exportados a Rusia, Bielorrusia, Bélgica, Catar, Uruguay etc circulando en grandes inversiones de las que nosotros no llevaremos utilidad. Parte de ese nuevo orden mundial es su pretensión de crear su propio sistema judicial internacional de Derechos Humanos para decidir y juzgar por encima del bien y del mal, para ser dueño y señor de su propia impunidad. Por último, el anticristo, como no pudo tomar las conciencias de muchos, y mucho menos nuestras almas, ahora se quiere quedar con todo lo que dejaremos después de muertos, nuestras herencias. Al mismo momento en que suceden todos estos atropellos y crímenes, el anticristo, tal como lo dice la Biblia se disfraza de humanista con la misma habilidad con la que disfraza a criminales de sus servicios de inteligencia de sacerdotes, con el mismo resultado en los ciudadanos, el asombro y reprobación a tanta aberración. Ahora como estrategia y siguiendo con el trazo bíblico intenta utilizar al Santo Padre para hacerlo caer en el juego y le sirva de falso profeta para anunciar la divinidad de su régimen y ser declarado como el falso mesías. Sus alcances son osados, hasta el punto que se atrevió a pasar por encima de la Curia, desconoció el logo oficial de la venida de Francisco e intenta imponer su propio logo con el rostro del Vicario enmohecido con coloretes distintivos de su degenerada y corrupta revolución.

Hace algún tiempo escribí un artículo en el que decía que había buscado en la historia de la humanidad a los más grandes traidores para encontrar una comparación con el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, dije entonces que habiendo indagado mucho solo logré encontrar similitud con uno allá por el año 33 DC, me refería a Judas Iscariote quien cometió la traición más grande conocida por el hombre. Así mismo, ahora les confieso, que antes de comparar al dictador con algún personaje funesto que lo asemejase, rebusque en la historia, pero su complejidad me expulsó del pasado comprobado e imaginable y me aventó al futuro profetizado, solo allí, en las tinieblas del relato del apocalipsis sobre la maldad personificada y aún inexistente logré encontrar similitud relativa para comparar a este, una de las bestias de estos tiempos.

Mientras escribía este articulo sentí que los demonios de los aires me susurraban al oído y me decían: “como te atreves a llamarle anticristo a ese tipejo, ofendes a nuestro amo y señor”; por lo que, para evitar el tormento de los demonios, hago la debida corrección: el dictador no es el anticristo, es un remedo absurdo, ignóstico e igualitario del mal, con lugar reservado en una quinta escalera del infierno. En castellano: un remedo pendejo del anticristo. Pero igual de dañino. Entonces, lo bueno es que este no es el apocalipsis del que habla la Biblia, pero si una aproximación que intenta ser relativa, y los cuernos que lleva el dictador no son precisamente parte de la profecía. Gracias a Dios hay mártires que aún viven, ángeles cuidándonos, y profecías sobre nuestro pueblo que definen el triunfo del bien sobre el mal. Para lograrlo, ahora que todos sabemos sobre que terreno estamos pisando debemos unirnos en oración, pero también hombro con hombro.

Hace casi cuatro siglos la Quiteña declarada Heroína Nacional Santa Marianita de Jesús ofreció a Dios que se castigase en ella la ira que habría de librarse sobre su pueblo por sus pecados. Así fue, dos meses después murió siendo víctima de los peores tormentos mientras Quito sanaba de pestes y terremotos. Ella dijo una frase jamás superada por la contradicción ni la historia: “El Ecuador no se acabará por los terremotos sino por los malos gobiernos”.

Apocalípsis, 8,13: “Et Vidi et audivi vocem unius aquilae,” (Y vi y escuché la voz de un águila), que volaba por el cielo y decía con voz gruesa y alta: Ay! ay! ay! de los habitantes de la Tierra por causa de los grandes castigos que vendrán. Entre ellos están el protestantismo y el comunismo…”

En el año 1634, Nuestra Señora del Buen Suceso durante sus apariciones que ocurrieron en el Convento que se encuentra junto al palacio de Carondelet, en sus profecías reveladas a Sor Mariana de Jesús Torres dijo: “Cuando aparezcan triunfantes, y cuando la autoridad abuse de su poder, cometiendo injusticias y oprimiendo a los débiles, próxima estará su derrota. Caerán por tierra desplomados..!”…… “Es llegada mi hora en la que Yo de una manera asombrosa destronaré al soberbio Satanás, poniéndolo bajo mi planta y encadenándolo en el abismo infernal, dejando por fin libres a la Iglesia y a la Patria de esa cruel tiranía”.

Fernando Balda.

Ex Asambleísta Nacional del Ecuador (A).

Secuestrado y, preso político de la dictadura criminal ecuatoriana.

Columnista de: Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia, (Colombia) Periódico Debate (Colombia), Reporte Confidencial (Venezuela), Red Digital TV, (Venezuela) Venezuela Awareness (Venezuela) Nicaragua Hoy (Nicaragua), y varios medios internacionales más.

Twitter: @fernandobalda